Tipos de hidratantes contra incendio

 

No sabemos en qué momento podríamos estar en medio de un incendio, por lo que las empresas deberían estar preparadas con la instalacion de sistemas contra incendio. Asimismo, nosotros deberíamos estar al tanto de las medidas de seguridad cuando estemos presenciando un siniestro como estos.

El Grupo Prointex indica que los hidrantes de incendios pueden ser de dos tipos: hidrante de columna e hidrante bajo nivel de tierra (también llamados de arqueta). Los hidrantes de columna pueden ser de columna seca y de columna húmeda:

Hidratantes de columna seca: son lo que se vacían automáticamente después de ser utilizados. De este modo, al no contener agua cuando no es necesario, no tienen riesgo de rotura por heladas. Estos hidrantes también incorporan un sistema que asegura su estanqueidad en caso de rotura por impacto.

Hidratantes de columna húmeda: son una alternativa más eficiente y eficaz a los hidrantes de columna seca, ya que disponen de todo el mecanismo en la superficie sin las complicaciones que suponen los hidrantes de columna húmeda.

Uno de estos inconvenientes tiene que ver con la reparación, ya que en los hidrantes de columna húmeda no hay que picar el suelo para descubrir el mecanismo, mientras que en los de columna sí.

Los hidrantes de columna húmeda no son aptos en zonas en las que no hay riesgo de helada ni deben estar libres de riesgo de impacto o, al menos, bien protegidos de golpes por parte de vehículos para evitar su rotura por la parte de las bridas.

Asimismo, los hidrantes de columna seca ofrecen una ventaja importante, y es que la apertura de las válvulas se realiza de forma independiente en cada una de ellas, los que permite controlar el caudal de salida.

Además, en estos hidrantes es posible reparar de forma individual en cada una de sus válvulas, por lo que la inoperatividad de una boca no afecta a las demás.

Hidratantes de bajo nivel de tierra o de arqueta: son aquellos que permanecen enterrados en su totai, de forma que no dan lugar problemas de espacio, no tienen riesgo rotura por impacto y están más protegidos de las heladas. Sin embargo, dispone de menores prestaciones de caudal respecto a los hidrantes de columna.

Además, su uso requiere más tiempo, ya que hay que localizarlo primero y quitar la tapa después para poder colocar la manguera. En cualquier caso, ofrecen una solución eficaz para núcleos urbano muy poblados en los que puede haber problemas de espacio.

Si deseas una mayor información acerca de lo que puedes hacer en este tipo de siniestros y en otros, consulta la página oficial de Protección Civil.

 

Facebook Comments