Reinventa tu relación

 

¿Has intentado previo al acto sexual algún jueguito erótico con tu pareja? Tal vez algún masaje como en los spas eroticos para no apagar la llama de la pasión, pues siempre que queramos podemos tener relaciones sexuales pero en algún momento ya no pasan de un rato de disfrute y se acaba.

En ocasiones, las mujeres censuran su erotismo pues existen muchos clichés al respecto, se limitan, en diversas ocasiones, a sólo recibir y ser objetos de los deseos del hombre. Recuerda que tu también tienes derecho a sentir y a disfrutar del acto y sacar tu lado sensual desenfrenado.

Para comenzar, tu y tú pareja necesitan encontrarse en un ambiente completamente calmado, sin ruido y con las luces bajas. Está de más decir que la ropa también sobra.

No olvides los aceites aromáticos y estimulantes como los que venden en M Force, ni velas con esencia y todo aquello que necesites para no interrumpir el momento corriendo por las cosas que se te olvidaron.

Empieza de los pies a la cabeza, no muy rápido ni muy fuerte porque puedes lastimarlo

Acaricia lentamente los pies con un aceite aromático. Apenas toca con tus dedos su piel y roza levemente. Haz movimientos circulares alrededor de los huesos redondeados de los tobillos con tus nudillos untados con un poco de aceite aromático. Esta parte es altamente sensible, recuerda que el propósito del masaje es solamente de dar placer.

Luego de los pies, el siguiente paso es masajear sus muslos

Utiliza la fricción u objetos cálidos o fríos para el interior de los muslos y aprovecha lo sensible de la zona. Posteriormente puedes pasar a los glúteos, disfrutará el masaje y así estarás preparando las sensaciones para lo que viene después.

En la espalda puedes utilizar la lengua, asimismo, puedes usar aceites comestibles (que puedes conseguir en cualquier sex shop) para ayudarte o plumas para variar las sensaciones.

El cuero cabelludo tiene zonas altamente sensibles

Haz masaje en él con movimientos circulares y pequeños toquecitos de la yema de tus dedos. Pequeños jalones de mechones activan la circulación (nada doloroso ni demasiado fuerte) y resultarán muy excitantes.

Ahora puedes voltearlo y tenerlo boca arriba

Es el momento perfecto para vendarle los ojos, para que se concentre en las sensaciones y la fantasía, además, lo inesperado hará todo más agradable. Posteriormente puedes proceder a lamer sus zonas erógenas y con los dedos conseguir masajear muy suavemente su parte sexual.

Los hombros y el cuello son dos zonas muy importantes en el masaje erótico

Hay personas más sensibles en el cuello, y otras más sensibles en los hombros. Trata de descubrir cuál es la adecuada para tu pareja, y la que más le emociona; sin embargo, nunca está de más que juegues en ambas partes.

No te olvides de las manos

Estas son muy ricas en terminaciones nerviosas, por lo que deberías poder proporcionarle sensaciones muy agradables. Asimismo, puedes ayudarte con la boca y la lengua para acariciar uno a uno sus dedos.

Eventualmente terminarás en los genitales

Pero no te apresures, recuerda que es un masaje y se trata de experiencias leves, y como es uno erótico, tienes que mantener el interés y la curiosidad. Empieza por tocar las zonas cercanas, el interior de los muslos, las piernas, el ombligo.

Puedes probar con varias posiciones

No solamente puedes hacerlo acostada, boca arriba o boca abajo, de esta manera harás las cosas más interesantes y mantendrás a la espera el qué pasara luego. En este tipo de situaciones, la curiosidad es una de tus mejores armas.

 

Con información del portal Peru.com

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]