Psicosis social, medidas de seguridad

El paulatino incremento de la violencia en México, ha propiciado que vayamos modificando nuestra forma de vida diaria. Decidimos optar por utilizar otras rutas para llegar a nuestros destinos como trabajo y escuela, ello, para que los delincuentes no nos ubiquen, conozcan la hora y día en la que pasamos para poder atracarnos. Eso dicen.

En nuestros hogares hemos pedido la instalacion de cercas electrificadas o cámaras de seguridad por el aumento de los asaltos a casa habitación, o por lo menos le ponemos restos de vidrios en lo más alto de la barda. Asimismo, ponemos otras dos cerraduras más porque una se ha vuelto muy fácil de abrir; llegamos temprano a casa, las mujeres no usamos falda pues podríamos provocar a los hombres. Eso dicen.

No salimos a bares los viernes, pues de regreso subiremos al taxi de base que está afuera del centro y nuestro cuerpo aparecerá el domingo en un terreno baldío. O un buen día, nos informarán que nuestro mejor amigo fue mutilado junto con otras 18 personas por algún cartel del narcotráfico con el que nada tenía que ver y ahora vivimos con estrés postraumático.

La exposición a varios sucesos violentos causa problemas de salud mental como depresión, ansiedad mayor, ansiedad generalizada y trastorno de estrés postraumático, de acuerdo con el estudio Prevalencia de sucesos violentos y de trastorno por estrés postraumático en la población mexicana en 2005 del INEGI. Estudio que sigue vigente, incluso, me atrevería a decir que las cifras han aumentado considerablemente.

Al menos, aproximadamente el 80% de los mexicanos han sufrido algún tipo de suceso estresante, al menos una vez en su vida. Algunas de las consecuencias de la exposición a eventos traumáticos, son miedo, parálisis de alguna extremidad o pérdida de sensibilidad en alguna parte del cuerpo. Otros síntomas potenciales son; convulsiones, amnesia, dificultad respiratoria, crisis de ansiedad, pérdida de algunos de los sentidos, etc.

Lo cierto es que no podemos vivir del miedo, como decía el uruguayo Eduardo Galeano, el miedo manda. Miedo a la soledad y miedo a la multitud. Miedo a lo que fue. Miedo a lo que será. Miedo de morir. Miedo de vivir.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]