¿Oficina compartida o Coworking?

Aunque la gente tiende a confundir el uso de oficinas compartidas con el Coworking, estas son dos actividades completamente diferentes en el ámbito laboral, aunque ambas tengan como finalidad ayudar al crecimiento de una empresa en su sector.

¿Qué es el Coworking? 

Cómo emprendedor o freelancer muchas veces es necesario encontrar zonas especificas para trabajar sin tener distracciones. Aunque muchas personas optan por acondicionar en sus casas espacios para su labor, a veces esta estrategia puede ser suficiente para atender a tus clientes o entablar relaciones comerciales largas. Las oficinas particulares pueden ser otra alternativa, pero sus costes de renta, además del mantenimiento, a la larga no suelen ser los mejores para las empresas que apenas se inician.

Para esas personas que quieren un espacio para su labor profesional se crearon los centros coworking, un concepto que de hecho es bastante nuevo para la industria, pero al que cada vez más personas independientes empiezan a ocupar.

Se caracterizan por ser lugares amplios, luminosos que cuentan con todas las comodidades que podrías necesitar en una oficina: escritorios, sillones, zonas para trabajo grupal e individual, computadoras, conexión a internet, incluso algunos cuentan con salas de reuniones, terrazas, zonas de alimentos, etc. Pero a diferencia de una oficina convencional, en este espacio pueden trabajar diferentes empresas, pagando solo por el tiempo del uso, o en algunos casos un renta por mes mucho más baja.

Este espacio no solo permite llevar a cabo las actividades empresariales o profesionales, sino realizar networking. es decir, conocer y entablar relaciones con otras personas fuera de tu círculo laboral cercano, conociendo sus proyectos, habilidades e incluso en algunos caso, trabajando en conjunto para generar un negocio proyecto. El sistema que maneja sin duda permite que la aprovechar al máximo la idea de especialización que se ha gestado en los trabajos desde años pasados.

¿Qué es una oficina compartida?

Una oficina compartida es aquella que permite que en su espacio trabaje más de una empresa o profesional y que ellos compartan los gasto de la renta, el mantenimiento e incluso de los arreglos de las instalaciones. La renta no se fija por el tiempo que se ocupa, sino por periodos de tiempo establecidos (mensual, bimestral, semestral o incluso anual) y a diferencia de los centros Coworking, en estos lugares no se busca fomentar la comunicación entre expertos de diferentes áreas, solamente compartir gastos para aliviar las cargas económicas de las personas que apenas se están desarrollando en su mercado.

Facebook Comments