Niños en casa ¿Qué puedo hacer?

Además de patinar sobre hielo y asistir a un boliche para niños, existen diferentes actividades para entretener y convivir con los más pequeños durante las vacaciones así que ¿Cuál planeas hacer antes de que se acabe el verano?

Cocinen juntos

Los niños siempre se muestran entusiastas al momento de aprender alguna actividad nueva, más si involucra sus alimentos favoritos. Haz un espacio en tu agenda para que se vuelvan los Master Chefs de la casa y creen platillos juntos, no importa si es algo muy simple como unos pancakes o algo mucho más complicado, esta actividad además de reforzar sus lazos les permitirá explorar sabores, texturas, colores.

Si planean salir a otros sitios, impulsa su curiosidad

Si puedes permitirte un viaje o tienes la costumbre de viajar a lugares cercanos lejos de lo que conocen normalmente, invita a tus pequeños a realizar todo tipo de actividades para conocer mejor el entorno que los rodea. Recolectar frutas silvestres, vivir el día a día en una granja de verdad, pasear de noche por una zona llena de luciérnagas, conocer de primera mano la fauna y flora de un lugar sin lastimarla son experiencias que además de servir como anécdotas, permiten desarrollar la personalidad de cada pequeño.

Improvisa

Una de las mejores experiencias que pueden vivir los pequeños con su familia son los viajes improvisados. Despierta una mañana, prepara refrigerios ligeros y una buena playlist de Spotify para el viaje, sube a tus pequeños al auto y vean a donde los lleva el camino.

Ayúdales a desarrollar una nueva habilidad

Aprender a dibujar, andar en bicicleta, nadar en una piscina, manejar de una mejor manera la computadora, a tocar un instrumento, a acampar, cocinar o incluso supervivencia básica, estás son actividades que pueden hacer mientras tus hijos descansan un poco de la escuela.

Creen su propio jardín

Si a tu hijo le gusta jugar con la tierra ¿Qué mejor forma de pasar un buen rato con el que creando su propio jardín? Si no cuentas con un patio no te preocupes, puedes buscar macetas pequeñas o tarros de vidrio para plantar algunas hierbas como menta y hierbabuena y que tu hijo pueda observar día a día el proceso y como la pequeña semilla se convierte en algo más grande y hermoso.

Permite que aprenda a visualizar

En vez de preguntarle a tus pequeños que quieren ser de grande, juega con ellos y hagan actividades juntos de cómo ven su futuro. Dibujos, recortes de revistas, todo lo que quieren conocer, hacer y cómo desean ser pueden plasmarlo en un papel, que se quedará en su habitación para recordarles que sus pensamientos pueden llevarlos muy lejos.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]