Los mejores juguetes retro que te llevarán a la nostalgia

Antes de que las tablets y los smartphones existieran y se apoderarán de las mentes de los niños, existían juguetes que ahora se conocen como juguetes vintgae o retro, que les gustaban y eran el mejor regalo para los niños que vivieron en los noventas.

Se trata de los siguientes:

Game Boy:

Este aparato fue el boom de las videoconsolas portátiles. Dispositivo con el que se podía jugar en cualquier lugar al Tetris, Super Mario y Pokémon y que representó una revolución en 1990. Desde entonces, la consola de bolsillo vendió más de 100 millones de unidades y, a raíz de su éxito, surgieron versiones más novedosas, con otros juegos, en diversos colores y gráficas innovadoras.

Tamagotchi:

Se trataba de una especie de “amigo digital” al que había que mantener con vida: tenía que alimentarse, dormir, entretenerse, curarse de alguna enfermedad y hasta mantenerse limpio tras ir al baño.

El Tamagotchi fue un objeto polémico, demandaba mucha atención y hasta generó adicción en cientos de niños. En su momento, esa novedad costaba USD 90; hoy se cotiza como un objeto retro a USD 460.

Furby:

El muñeco de peluche híbrido, que nunca pudo terminar de definirse a qué animal representaba, fue amado y odiado por muchos. Hoy continua vigente en el mercado, pero remasterizado. La atracción que ofrecía era revolucionaria para la época. Los Furby poseían una aparente inteligencia, debido a que “hablaban” en su idioma furbish, compuesto de pocas palabras, sílabas simples y sonidos varios.

Sus ventas se dispararon el día de su lanzamiento y mucha gente tuvo que hacer filas eternas para adquirir un ejemplar. En el primer año de comercialización, se vendieron más de 27 millones de ejemplares. En la actualidad, la versión original puede valer USD 500.

Polly Pocket:

Las niñas de una generación entera querían su cajita femenina. Por fuera eran hermosas y al abrirlas se descubría un mundo aparte. Se podía jugar en grupo con los diferentes personajes y meterse en cada rincón de las ciudades internas de las cajitas. Un set de Polly Pocket en excelentes condiciones podría costar en la actualidad USD 230.

Trolls:

Creados en 1959 por un leñador danés llamado Thomas Dam cautivaron a más de cuatro generaciones. Los originales, también llamados «Dam Dolls», eran de excelente calidad, tenían pelo de lana de oveja y ojos de cristal. Su repentina popularidad los posicionó como uno de los mayores juguetes de moda en Estados Unidos desde 1963 hasta 1965.

Con su pelo de colores y sus caras sonrientes, se encontraban en todas las tiendas del país. Aparecieron en 1964 en las revistas Life y Time en sendos artículos que destacaban la “buena suerte” que les generaban a sus dueños. Luego resurgieron en diversos periodos de las décadas 70, 80 y 90.

Estos fueron los juguetes que ahora se pueden llamar juguetes antiguos que más les gustaban a los niños que vivieron en los noventas.

Facebook Comments