Lo nuevo del mundo automotriz en México

 

La industria automotriz mexicana se ha visto envuelta en muchas polémicas a raíz de las renegociaciones del TLCAN, la presunta salida de Estados Unidos, el cambio de las reglas de origen y la repercusión de autoparteros y llantera df; la presión de Canadá por aumentar el salario mínimo en México para que sus empresas puedan competir, entre otras.

En un contexto internacional, la caída de las ventas de los modelos a diésel en Europa hace que sea más difícil de alcanzar los objetivos más estrictos de emisiones de CO2 en 2021. Lo que acelera la urgencia de vender coches eléctricos, mientras que la posibilidada de aranceles sobre el acero en EU y una guerra comercial plantean un riesgo más general para el libre comercio mundial.

Pero no todo son malas noticias ni presiones; la Universidad Politécnica de Querétaro (UPQ) se convirtió en la primera Universidad Automotriz de México, con la inauguración en sus instalaciones de un centro de Innovación y Desarrollo de la empresa alemana Brose.

Su construcción significó una inversión de 22 millones de pesos y la oportunidad para que muchos jóvenes salgan al mundo laboral con muchas más oportunidades.

 

 

Los elementos con que contará el Centro Automotriz  son: torno convencional, fresadora convencional, segueta mecánica, taladro de columna, cortadora de disco húmedo, sierra circular, mesas de trabajo, así como simuladores de sistemas de freno y simuladores de motores. El centro cuenta con dos plantas y un sótano; la planta alta será un área para investigadores y servirá como incubadora de empresas.

 

 

El crecimiento en la admisión en la UPQ ha aumentado en 14 por ciento, con lo que se pasó de dos mil 800 alumnos en 2015 a más de tres mil 300 estudiantes actualmente.

Autoridades indicaron que el ocho por ciento de utilidades de la compañía se reinvertirán en investigación y desarrollo. La empresa cuenta con 65 locaciones en 23 países, más de 25 mil empleados en todos los continentes y un volumen de ventas de 6.3 billones de euros al año, con expectativas de crecimiento al doble hacia 2020.

Calculan que en cinco años, la oferta podría llegar a 75 mil puestos de trabajo y una participación del PIB del Estado por arriba del 25 por ciento en ese rubro.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]