impresiones-digitales

Lo mágico de la tecnología

Para quienes somos un poco más contemporáneos y noventeros, recordar cómo comenzaron muchas cosas tecnológicas resulta un poco nostálgico. No podemos decir que somos tan viejos para hablar de la televisión en blanco y negro, pero sí para recordar las películas en VHS (Video Home System) y extrañarnos con algunos trucos de las impresiones digitales.

Sí, lamento decirte que, aunque no dejas de ser milenial, ya estas entrando en esa categoría cuya palabra a muchos aún les causa temor: señor (a). Hace unos días Facebook se encargó de recordarme los años de amistad con uno de mis “seguidores” y eran tantos que no podíamos creerlo, pues cuando nos hicimos amigos esta plataforma de red social comenzaba a cobrar vida.

Bueno, tal vez no es tan exagerado el asunto, pero sí comenzaba a tener popularidad –por lo menos en México-; recuerdo que mis amigas no dudaron en convencerme de que era la mejor idea pues era algo tan nuevo y extraño que desplazaría fácilmente a Hi5 o Myspace –plataformas muy populares en eso entonces-.

Siempre he sido un tanto escéptica de todo lo que tiene que ver con medios y redes sociales; no hay que confundir, pienso que son herramientas muy útiles cuando se trata de usarlas a favor y no como un medio para desenchufarte de lo social para pasarlo a lo virtual, pero no dejan de ser un medio, ese pequeño lazo que une a la verdad de una cadena interminable que se convierte en teléfono descompuesto.

mc-man

En fin, una vez dado mi discurso de madre abnegada, puedo comenzar a decir que las fotografías resultaron toda una sorpresa pues la calidad era muy mala; a pesar de que reímos por horas recordando todos los buenos momentos de nuestra adolescencia viendo dichas fotografías, podíamos decir que los filtros, Photoshop y los retoques de algunas aplicaciones vaya que ayudaban con las que nos tomamos hoy en día.

Hace poco llevé a mi hijo a un lugar a revelar fotografías de vacaciones y aproveché para imprimir las de mi graduación –ya sé, las olvidé un tiempo-. Quería que salieran muy bien, pues ya tiene algunos años que debí haberlo hecho; decidí llevarlas a un lugar especializado –las llevamos a un lugar llamado Mc man para los curiosos- y fue tan rápido y hasta le hicieron retoques que la fotógrafa no había hecho.

¡Vaya rapidez! La calidad, a pesar de tener la mejor impresora en casa, no hubiera sido la misma y lo rápido no hubiera sido posible en un Office Depot con las enormes filas.

Los dejo con una pequeña reflexión en donde, aunque no somos los más ancianos, sí es grato recordar cosas que solo pasaron en nuestro tiempo. Muchas veces he pensado en eso, a los nacidos en los 90’s nos tocaron muchos cambios, no sólo sociales, sino tecnológicos.

¿Tú qué recuerdas que resulta “viejo” para algunos chicos? Recordar es volver a vivir, deja todo en la caja de comentarios para que recordemos todos. No olvides compartir con todos tus amigos en redes sociales y regálanos un like.

¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]
Facebook Comments