Las breves del sector automotriz

 

El tema de la renegociación del TLCAN parece una novela de nunca acabar, como esas de suspenso que escribe Stephen King con alrededor de 500 páginas. Lo cierto es que se trata de un tema tan importante para la economía de los países involucrados que las autoboutique df, autoparteros y cualquier empresa del rubro tiene que estar muy al pendiente.

El Financiero.com .- Si México incrementa los salarios en el sector automotriz, como pide Estados Unidos en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), se corre el riesgo de que las armadoras revisen inversiones en el país y reduzcan sus plantillas laborales, advirtieron analistas.

Información de ProMéxico revela que entre 2010 y 2017 México registró una inversión acumulada superior a los 30 mil millones de dólares en la industria automotriz. En ese lapso se construyeron plantas de Honda y Mazda en Guanajuato; la de KIA en Nuevo León; una de Audi en Puebla, y otra de Daimler-Nissan en Aguascalientes. Además, aún queda pendiente una fábrica de Toyota en Guanajuato.

Actualmente, cada vehículo que produce una empresa en México es en promedio 4 mil 139 dólares más barato que hacerlo en Estados Unidos, y según información de Ernest & Young (EY), una parte de esa diferencia es por costo laboral.

Información del Colegio de México (Colmex) indica que en promedio dentro del país se paga a 3.14 dólares la hora a los trabajadores en la industria automotriz, mientras que en Estados Unidos son 28.6 y en Canadá 26.34 dólares.

Expansión.mx .- Las exigencias del gobierno de Donald Trump en las negociaciones comerciales del TLCAN, que buscan devolver empleos del sector automovilístico a Estados Unidos, podrían no ser suficientes para provocar cambios en el lugar en que las firmas fabrican sus autos y camiones.

Los nuevos cálculos para determinar qué califica como contenido de vehículos, qué límites se aplican para permitir las importaciones de autos libres de aranceles y durante cuánto tiempo las compañías tendrán que cumplir bajo el nuevo acuerdo del TLCAN no afectarán probablemente a los fabricantes de Detroit en particular, dijeron ejecutivos de la industria y expertos en cadenas de suministro.

Es improbable que las automotrices desperdicien miles de millones de dólares de inversiones en plantas y cadenas de suministro. Y los que no puedan cumplir con los estándares para los autos de pasajeros podrían pagar simplemente aranceles de unos 800-900 dólares por vehículo y comprar partes de bajo costo de Asia para compensar, según expertos.

“Hablando en general, el aumento (de aranceles) no es lo suficientemente grande como para lograr un cambio al por mayor”, dijo Mark Wakefield, director de la consultora AlixPartners. “No es probable que alguien cierre una factoría activa en México y construya otra para reemplazarla en Estados Unidos”.

Las duras propuestas estadounidenses sobre autos buscan recuperar empleos manufactureros y son fundamentales en la posición del gobierno de Trump sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre Canadá, México y Estados Unidos.

Newsweekespanol.com .- La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se acercan a su recta final en medio de fuertes tensiones bilaterales que parecen no llegar a una solución amistosa. Estados Unidos, México y Canadá buscan modernizar el tratado vigente desde hace 24 años y el sector automotriz está en el centro de las negociaciones, pero no se han reducido las diferencias sobre los criterios para importar automóviles libres de impuestos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, congregó este viernes a los principales fabricantes de autos del mundo y los presionó para aumentar la producción doméstica al tiempo que reiteró su descontento sobre el TLC.

“El TLCAN ha sido un horrible, horrible desastre para el país. Y veremos si conseguimos tornarlo razonable”, dijo Trump al abrir la reunión en la Casa Blanca.

Trump no dio indicios de que el acuerdo pueda ser afectado por una fecha límite fijada para la semana próxima, pero los negociadores de Canadá y México afirmaron que están centrados por el contenido y no por los plazos.

La ministra canadiense de Exteriores Chrystia Freeland, quien pasó la semana en Washington para reunirse con el ministro de Economía de México Ildefonso Guajardo y el Representante Comercial de Estados Unidos Robert Lighthizer, dijo a periodistas que “las negociaciones insumirán el tiempo que se precise para llegar a un buen acuerdo”.

 

Facebook Comments