La historia del mariachi que no conocías

Mariachis en CDMX

Las canciones de mariachis en CDMX han sido un medio a través del cual se transmiten aprendizajes de las tradiciones y costumbres del país. Gracias a las letras que hablan de las raíces mexicanas, el campo, la diversidad y sus costumbres, se fomenta el respeto al patrimonio natural de las regiones en México y de su historia.

Por eso y más la Unesco decidió otorgarle tan importante reconocimiento como Patrimonio Cultura Inmaterial de la Humanidad en el 2011. Por fin se había reconocido a la también labor de transmitir el amor por el mariachi degeneración en generación, además de ser recreado y representado tanto en eventos festivos, fiestas religiosas y sociales.

Todos nos conocemos la historia sobre el origen del mariachi que viene de Cocula, Jalisco, pero existe otra teoría sobre que se puede trazar hasta los tiempos de Maximiliano de Habsburgo, quien era conocido por ser un gran fan de las bodas. Además de que le gustara el festejo, también le encantaban las canciones de mariachis que tocaban en estas.

Maximiliano era igual aficionado de los trajes de charros (antes el sombrero era más chico, y por Maximiliano lo agrandaron, para que pudiera cubrirse del Sol) y las bandas se comenzaban a vestir como él (aunque no fue hasta el siglo XX que los mariachis adoptaron por completo el traje de charro).

En este caso, el nombre nace de la frase en francés “le marriage” (o sea: la boda), que el emperador de México pronunciaba a menudo. La fonética de “Le marriage” se fue deformando lentamente hasta convertirse en “el mariachi”.

A la par de esta teoría existe otra que toma lugar en la segunda intervención francesa. En esta se afirma que los franceses sentían igualmente atraídos por las bodas y su música. Le decían “marriage” a dicha celebración (obviamente) pero también a los músicos.

Aunque cualquiera de estos dos relatos suena como una explicación plausible, existen algunos que los descartan, pues, según ellos, no hace mucho sentido, ya que el mariachi lleva desarrollándose desde el siglo XVI (según la INAH) y que nunca hayan tenido ningún nombre hasta que los franceses los nombraron no es muy lógico.

Entonces, por más chida que suene la historia del “marriage” lo cierto es que es poco probable, incluso hay algunos documentos que la desmienten y muchos estudiosos dicen que es un mito. Algo que es cierto es que la historia de los mariachis comenzó con la llegada de los españoles a Cocula, Jalisco.

Al parecer, el pueblo de Cocula era buenísimo haciendo música y solo fue cuestión de tiempo para que fueran adoptando los instrumentos españoles que hoy en día se usan.

Y de aquí nace otra teoría que tiene más sentido; una es que había un árbol (ya extinto) llamado “mariachi” que se usaba para fabricar la tabla donde bailaban los danzantes que acompañaban a la banda. De igual forma se dice que los indios coca le cantaban una canción a María (la virgencita) en donde cantaban “María se”, y esto lentamente se convirtió en la palabra que conocemos.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 1 Average: 5]