Incendio en California podría durar hasta septiembre

 

¿Sabías que cada año se produce una media de más de 100 mil incendios forestales?

 

Estos voraces siniestros queman entre 1.6 y 2 millones de hectáreas de terreno cada año. En los últimos años, los incendios han consumido hasta 3,6 millones de hectáreas. Son de tal magnitud que ningún sistemas contra incendios podría parar ni prevenir.

Los incendios forestales se mueven a velocidades de hasta 23 kilómetros por hora, acabando con todo lo que encuentran a su paso (árboles, maleza, viviendas e incluso seres humanos).

Las autoridades en California advierten que puede llevar hasta septiembre contener el mayor incendio en la historia del estado, que ya ha arrasado un área del tamaño de Los Ángeles.

El incendio, conocido como Fuego Complejo de Mendocino, se compone de dos fuegos separados que arden en los condados del norte de Mendocino y Lake, que han quemado un área de 1.217 kilómetros cuadrados.

Los equipos, incluidos reclusos y bomberos del exterior, han logrado cortar líneas alrededor de la mitad del fuego para contener las llamas.

Craig Cottril, un bombero de Nueva Zelanda expresó: “Todos los bomberos se mantienen unidos. Hemos tenido estadounidenses en Nueva Zelanda para el terremoto de Christchurch, el terremoto de Kaikoura. Había una fragata estadounidense que estaba en Nueva Zelanda en ese momento y rápidamente se dieron la vuelta para ayudarnos, así que es recíproco”.

El Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California (CAL FIRE) había anticipado que el incendio podría contenerse por completo antes del 15 de agosto, pero ahora dicen que será el 1 de septiembre. El incendio conocido como complejo de Mendocino es uno de los 18 incendios en todo el estado.

En el sur de California, las autoridades arrestaron a un hombre de 51 años por sospechas de incendio premeditado en relación con las llamas que aún azotan el Bosque Nacional Cleveland al sur de Los Ángeles.

El portal de National Geographic nos informa que el combustible puede ser cualquier material inflamable que esté cerca del fuego, incluidos los árboles, la hierba, la maleza e incluso las casas. Cuanto mayor sea la cantidad de combustible presente en una zona, más intensidad tendrá el fuego. El aire proporciona el oxígeno que el fuego necesita para arder.

Las fuentes de calor contribuyen a desencadenar el fuego y hacen que el combustible esté lo suficientemente caliente para prenderse.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]