¡Haz que tu alaciado sea perfecto!

Uno de los sueños de las chicas con cabello ligeramente ondulado (o rizado) es poder lucir una melena lacia sin tener que preocuparse por que en el transcurso del día ese lacio se pierda y vuelva a su forma natural. Un tratamiento de alaciado express en un salón profesional podría ser una buena solución si quieres probar un nuevo look por algunos meses sin tener que retocarlo cada mañana, sin embargo, si quieres algo más temporal o solo para ocasiones especiales, debemos decirte que uso constante de la plancha sin protección térmica a la larga perjudicarán tu cabello y lo harán reseco, además de que lucirá quebradizo y sin fuerza o vitalidad.

Para que este no sea el futuro de tu cabello y que puedas lucir una larga cabellera lacia cuando tu quieras, tenemos unos cuanto consejos para ti.

La temperatura de la plancha 

Si eres de las personas que pone la temperatura de tu plancha a la mínima, entonces déjame decirte que ese es el primer error que estas cometiendo, pues en una temperatura baja, muchas veces necesitas más de una pasada para conseguir el liso que quieres, lo que estropea más el cabello. Lo mejor es ponerla a la temperatura más cercana al máximo permitido en el aparato y probar, seguramente con una pasada sera suficiente. Si la idea de una temperatura alta no te convence, vela bajando hasta que encuentre un punto de temperatura no tan alto con el que una pasada siga bastando.

Coloca protectores

Los aceites y ceras termoprotectoras como los de Tresemmé  son buenas siempre y cuando se evite utilizar una gran cantidad en el cabello. Con unas cuantas gotas bien distribuidas será más que suficiente, si no, puedes afectar la apariencia de tu cabello y en vez de que luzca brillosa al final, le darás una apariencia grasosa y poco atractiva.

Ante todo, limpieza 

Para planchar tu cabello debes de tenerlo completamente limpio y seco, igual que con la plancha que vayas a ocupar. Antes de encender el producto, pasa un trapo seco por la zona que entra en contacto con tu cabellera y así retirarás suciedad e impurezas que se hayan quedado desde la última vez que la usaste.

Divide y vencerás 

La mejor forma de planchar tu cabello es dividiendo por zonas y pasando la plancha por mechones pequeños. Antes de hacerlo, cepilla tu cabello con un peine de cerdas grandes y luego, con uno de cerdas finas, pasa antes de la plancha para evitar cualquier obstáculo y que solo necesites pasar la plancha una vez.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]