Fiesta infantil, ¡labor titánica!

 

¿Se acerca el cumpleaños de tu bendición y no tienes ni idea de cómo festejárselo?

 

 

El organizar una fiesta infantil es una labor titánica; pensar en los payasos, los globos, piñatas, la infaltable barra de dulces, el agua de Jamaica y horchata, juegos inflables, música, pastel, comida, dulces, niños corriendo por doquier, etc., etc.

Pero el deber es el deber y como buena madre tendrás que romper el cochinito de todo el año porque no son nada baratas y tendrás que dedicarle mucho tiempo. Busca y evalúa diversas opciones, pues eso te permitirá comparar distintos precios y encontrar opciones que se ajusten a lo que necesitas.

Asimismo, debe cuidar las cantidades, es importante que todos puedan repetir al menos una vez y que queden satisfechos, pero no por ello debes excederte al comprar comida. Si vas a invertir más en el pastel (porque sabes que es lo que más disfruta tu pequeño festejado), reduce un poco la cantidad de dulces.

También debes procurar que los refrescos no sean el centro de las bebidas. Existen alternativas igualmente sabrosas, como las aguas frescas que mencioné al principio. Para ahorrar dinero en aperitivos puedes jugar con alimentos coloridos de bajo costo y que puedes preparar de diversas maneras en casa como las gelatinas.

Pero como en cualquier celebración, siempre llega el momento de dedicar la atención al protagonismo de los postres, el momento más dulce y el que más disfrutan los “minions”. La mesa o estación de postres siempre llama mucho la atención de los invitados, y debido a la enorme gama de opciones dulces, se convierte en un verdadero espectáculo a la vista.

Eso sí, resguárdalo de los feroces devora azúcar, pues esta parte siempre va al final. Con la energía interminable que les darán los chocolates tendrás fiesta para rato y será un recuerdo inolvidable para tu bendición.

Recuerda que el buffet de dulces es una idea espléndida para cualquier tipo de celebración, sea una boda, una despedida, una celebración de compromiso, un cumpleaños, un baby shower, una cena de navidad, bautismo, cumpleaños, o simplemente una reunión entre amigos.

Así que ni modo, ¡uno como quiera, pero las criaturas! Yo por eso no tengo hijos, pero te deseo mucha suerte y seguro todo saldrá muy bien. También seguro seguirás comiendo pastel y dulces toda la semana.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]