Dos erupciones distintas

A pesar de que contamos con sistemas de protección contra incendios, desastres naturales y problemas climáticos, la fuerza de la naturaleza nos sigue demostrando su poder y superioridad sobre el ser humano. En últimas fechas lo ha hecho por medio de dos volcanes. Primero la erupción del volcán Kilauea en Hawaí y luego el volcán de Fuego en Guatemala. Ambos siniestros han dejado a su paso cientos de victimas, personas desaparecidas, evacuaciones de emergencia y daños en infraestructura.

Sin embargo, a pesar de ser fenómenos similares, la intensidad de la actividad y su duración han sido distintas, así como su ubicación geográfica han resultado determinantes para medir el impacto que han tenido en sus regiones.

El volcán Kilauea entró en en fase eruptiva desde el 3 de mayo, lanzando ríos de lava que llegaron a algunas poblaciones y obligaron a la evacuación de más de 2000 personas. Desde ese día el flujo de lava y rocas incandescentes que se mueve a varios metros por hora ha sido una constante, ya que ha causado grandes fisuras a lo largo del perímetro. Gracias a que el volcán se encuentra dentro del parque nacional de volcanes de Hawaii, el área se encuentra totalmente despoblada, y las casas más cercanas tenían tiempo suficiente para poder evacuar sin riesgo alguno.

La erupción del volcán de fuego en Guatemala fue completamente diferente. La columna de gases y cenizas alcanzó más de 5 km sobre el cráter, en vez de tener un flujo de lava efusivo, como Kilauea, la erupción tuvo un flujo de piroclásticos, un fenómeno de mayor devastación, ya que se producen estallidos de rocas y gases volcánicos ardientes, además de que alcanzó una velocidad de 700 km/h, abarcando un mayor perímetro, o así lo explicó Iván Cabrera para el programa de noticias CNN.

Otro factor determinantes es la población que circunda la zona, pues a diferencia de la isla de Hawaii, donde el poblado más grande no rebasa los 43 mil habitantes, el volcán de fuego se encontraba en una zona altamente poblada, pues varias comunidades estaban establecidas en las faldas de los cerros y alrededor del volcán.

Este comportamiento en la erupción fue la principal causa que la devastación en Guatemala sea tan devastadora a diferencia de Hawaii. Hasta el momento se han registrado más de 200 personas desaparecidas, al menos 90 personas fallecidas, por no mencionar heridos y poblaciones desplazadas en su totalidad, mientras que Hawaii solo ha registrado una persona herida y al menos 2500 personas evacuadas.

¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]
Facebook Comments