¿Dónde dejar a tu perro en vacaciones?

 

En esta Semana Santa, el salir conlleva a desprenderse de la rutina cotidiana por unos días, pero para las familias que no pueden vacacionar con sus mascotas surgen una serie de interrogantes como ¿quién cuidará al perro?, o ¿quién podrá darle de comer?

Entonces, tampoco estoy hablando del hecho de elegir entre tu perro o tus vacaciones, pero como más que una mascota es una responsabilidad, pero aún más que eso, es un miembro de tu familia y es hora de que le demuestres todo el amor que le dices tener y optes por contratar el servicio de guarderia canina.

Expertos aseguran que los perros sufren estrés por el sentimiento de abandono que sienten al quedarse solos. En muchos casos este se traduce en ataques de ansiedad, miedos, u otras patologías que se disparan por esa soledad, por eso, lo importante para estos espacios es intentar recrear el ámbito familiar.

También es importante que les proporciones una guía sobre el temperamento y salud de tu perro, si come croquetas Pro Plan o Dog Chow. Eso ayudará a evitar accidentes y a que las personas que lo cuidarán lo entiendan mejor. Lo ideal es que elabores una ficha con la descripción de tu perro que diga todo sobre él para que lo procuren lo mejor posible.

Estos son los servicios que ofrecen las guarderías caninas:

  • Acompañamiento 24 horas: Siempre debe haber una persona a cargo de los perros.
  • Actividades planeadas: las guarderías caninas deben tener estructurados ciertos momentos del día, de forma que puedan cumplir con todas las actividades, por ejemplo: desayuno, limpieza de corrales, socialización, juego de rastro, almuerzo, etc.
  • Actividades que incluyan socialización y ejercicio: Las guarderías caninas deben tener personas dispuestas para realizar actividades en donde los perros tengan una socialización y ejercicio de forma dirigida.
  • Plan en caso de emergencia: Las guarderías deben tener un veterinario de planta o muy cerca de las instalaciones de forma que en caso de emergencia se pueda reaccionar oportunamente.
  • Una “historia” de los perritos que estén en estadía de forma que las guarderías caninas puedan llevar un control sobre situaciones anormales que se puedan presentar (heces blandas, poca orina o poco apetito) así como llevar un control sobre los carnés de vacunación de los perros para evitar cruce de enfermedades.
  • Así mismo, deben tener al día los demás papeles que pide la entidad que los rige.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]