Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada

Soluciones en seguridad

La desaparición forzada se usa a menudo como estrategia para infundir terror en los ciudadanos, pues a pesar de que las autoridades intentan ofrecer soluciones en seguridad, hasta el momento, no han logrado surtir efecto. El 21 de diciembre de 2010 la Asamblea General de las Naciones Unidas en la Resolución 65/209 declaró el 30 de agosto Día internacional de las víctimas de desapariciones forzadas.

La ONU señala que la sensación de inseguridad ha traspasado todas las barreras y está dejando a los pobladores sumergidos en la desesperación y la incertidumbre. Pues el efecto no se limita a los familiares, sino a los habitantes de las cercanías al lugar del suceso.

Este flagelo se ha convertido en un problema de violencia mundial que no afecta únicamente a una región concreta del mundo, pues las desapariciones forzadas que en su día fueron principalmente el producto de las dictaduras militares. Pueden perpetrarse hoy día en situaciones complejas de conflicto interno, especialmente como método de represión política de los oponentes.

Asimismo, los efectos colaterales trastocan también otros puntos sensibles:

  • El acoso de los defensores de los derechos humanos, los parientes de las víctimas, los testigos y los abogados que se ocupan en los casos de desaparición forzada.
  • El uso por los Estados de la lucha contra el terrorismo como excusa para el incumplimiento de sus obligaciones.
  • La todavía generalizada impunidad por la práctica de la desaparición forzada

El hecho es que debe presentarse también especial atención a los grupos de personas especialmente vulnerables, como los niños y las personas con alguna discapacidad. Las víctimas saben bien que sus familiares desconocen su paradero y que son escasas las posibilidades de que alguien venga a ayudarlas, aun y cuando la muerte no sea el desenlace.

Este sexenio que está a punto de terminar, el término cobró notoriedad luego del caso de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa quienes fueron desaparecidos en 2014. Se ha señalado al expresidente municipal de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca de ser uno de los principales culpables.

A continuación, los países que más reportan desapariciones forzadas:

Irak (250 mil)

El caso de Irak es el más grave de acuerdo a la Comisión Internacional de Personas Desaparecidas (ICMP), que estima que la cifra de desaparecidos está entre 250 mil personas y un millón, esto a raíz de la invasión extranjera del país.

Sri Lanka (65 mil)

La Guerra Civil que duró entre 1983 y 2009 dejó un daño de 65 mil denuncias de desapariciones forzadas, cifra que el gobierno del país asiático aprobó con una ley que validó las consecuencias de esta lucha.

Guatemala (45 mil)

Entre 40 y 45 mil desaparecidos hay en Guatemala a causa de la guerra civil, las cuales se ocasionaron por el uso de las fuerzas de seguridad estatales, incluso, todavía a la fecha.

Colombia (45 mil)

De acuerdo a la organización colombiana de Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, hasta el 2015 se contabilizan un total de 45,630 personas víctimas de desaparición como consecuencia de la disputa entre el gobierno y las fuerzas paramilitares.

Chile (40 mil)

Chile es otro de los países que sufrió el empuje de fuerzas del orden entre septiembre de 1973 y marzo de 1990 durante la dictadura de Augusto Pinochet. Se calcula un total de 40 mil personas desaparecidas en este periodo.

México (30 mil)

El Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas en el 2016 marcaba un total de 30,499 casos de personas desaparecidas en México. Entre 2014 y 2015 sólo se iniciaron 127 averiguaciones, de las cuales se desconoce la cifra de casos resueltos conforme a la ley.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]