Cuida tus muebles de exteriores

Aunque las telas para exterior impermeables son relativamente fáciles de cuidar de las inclemencias del tiempo, a veces no pasa lo mismo con otros elementos que componen nuestra terraza o espacio exterior en casa. Sol, lluvia, clima predominante en la región puede deslucir los colores o en algunos casos estropear para siempre los materiales y por ende, los muebles. Por ello, el día de hoy me gustaría compartir contigo algunos sencillos trucos para hacer que la vida de tus artículos dure mucho más.

Para los muebles de madera 

La madera de teca es uno de los materiales más habituales para la fabricación de los muebles de exterior, su belleza natural y la resistencia que la caracteriza la hace ideal para pasar por todas las estaciones fuera de casa sin dificultad. Sin embargo, la madera, como cualquier otro material, tiene un pequeño inconveniente: el paso de tiempo y el contacto con aire, sol y agua terminan tornando los colores dorados y marrones en colores grises y apagados.

Para evitar este inconveniente lo que se debe hacer es aplicar un sellador de teca sobre la madera a modo de barniz una o dos veces al año y así conservarás en óptimas condiciones la madera.

Para los muebles de acero y aluminio 

El acero inoxidable y el aluminio son dos materiales que últimamente se han empleado para crear muebles de exterior. Aunque los materiales son resistentes, ningún metal se encuentra exento de verse afectado por la corrosión. Para evitar que a la larga el oxido los cubra por completo, de vez en cuando es recomendables que los limpies con agua y algún jabón neutro. Con este sencillo tratamiento limpias y proteges al mismo tiempo. Pero en el caso del aluminio, te recomiendo que uses una fibra suave, pues es un material que se raya con facilidad.

Para los muebles de fibras naturales o sintéticas

No existe un mueble más común para los jardines y terrazas que aquellos que están hechos a partir de bambú, mimbre o ratán, que a pesar del deteriore que puedan llegar a sufrir lucen espectaculares. Para cuidar lo máximo este tipo de materiales es recomendable primero retirar el exceso de polvo con un cepillo de cerdas suaves y después pasar un trapo mojado por la zona. Cuando se seque completamente, puedes darle una capa de barniz de poro abierto para exterior, el cual puedes encontrar en cualquier tienda de Home Depot. 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]