reparación de estufas

Cuida tu estufa con estos consejos

Reparación de estufas 

Una mala instalación en tu cocina, el uso constante o algún desperfecto de fábrica pueden ocasionar fallas y que tengas que contactar algún servicio de reparación de estufas. Particularmente con las estufas de gas, un buen funcionamiento permite que cocinar sea una labor sencilla para las personas que gustan de preparar alimentos, pero también puede ser un obstáculo si presenta fallas si la flama o la conducción de gas no es la adecuada.

Para que puedas cuidar tu estufa, es importante aprender a detectar anomalías y siempre echarle un vistazo oportuno, pues existen  problemas comunes en todas las estufas de gas sin importar su marca, modelo o antigüedad. E incluso en algunas ocasiones solo se debe a una falta de mantenimiento adecuada y no a una falla mayor, como las siguientes:

La llama piloto se apaga

En los modelos más antiguos, una llama siempre estaba en contacto con los diferentes quemadores y no era necesario el uso de cerillos o fuego cada vez que ocupábamos la estufa. Si la llama se apaga constantemente, esto se debe a que la ranura de escape puede encontrarse tapada o sucia, y para remediarlo es necesario limpiarle. En el caso de las estufas más modernas, el sistema de piloto de gas se cambió por una chispa eléctrica, sin embargo, en el caso del fallo de alguna ranura, sería conveniente leer el manual de usuario.

Olor a gas

Esta situación puede darse por diversos factores: piloto de gas apagado por un periodo prolongado de tiempo, si existe alguna falla o avería las llaves que permiten el paso del gas al quemador, una fuga en el sistema, etc., lo correcto es determinar el lugar de donde procede el ahora, cerrar el paso del gas y ventilar la habitación para evitar acumulaciones de gas, intoxicaciones o potenciales explosiones.

Ruido en la llama del quemador

Si detectas un ruido al encender un quemador, lo mejor es cerrar el paso del gas, ya que el sonido puede indicar una acumulación de gas o aire. Apagar la llama y reajustar el obturador de aire puede arreglar el problema, pero si esto continua, es necesario acudir a profesionales.

En los modelos antiguos, una llama siempre estaba en contacto con los diferentes quemadores y no era necesario el uso del cerillo o fuego cada vez que ocupábamos la estufa. Si la llama se apaga constantemente, esto se debe a que la ranura de escape puede encontrarse tapada o sucio, para remediarlo es necesario limpiarlos.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]