¡Consigue más clientes!

 

¿Emprenderás un nuevo negocio? ¡Atrae a tus primeros clientes!

1) Recurrir a regalos

El regalo a menudo obliga a comprar algo dado que la persona que lo recibe se ve, consciente o inconscientemente, en el compromiso de corresponder el detalle. Es psicología de la empresa, puedes regalarles calendarios con laminado termico o bolsas de vinil con el logo de tu negocio o demás artilugios que puedes encontrar en Lumen.

2) ‘Mailing’ especializado

El mailing o el e-mailing (“el mejor día para lanzar un e-mailing es el martes”) es efectivo si aprovechas un momento en el que se pueda estar generando demanda

Para ello, conviene que estés muy atento a los movimientos de mercado de tu sector: busca en la prensa especializada y visita las ferias y congresos, así descubrirás las señales para enviar tus folletos o tus catálogos.

Una variante del típico mailing es el llamado marketing de expectativas: envía un folleto en el que se avisa de que va a ocurrir algo a partir de una fecha, y en esa fecha comunicas otro dato y así.

3) Personaliza la oferta

Conviene personalizar la oferta. Según los expertos, se trata de una estrategia con la que consigues que el cliente vea que te preocupas por él y te tomas tu tiempo para satisfacerle. Es lo que algunos denominan la metacomunicación, un factor que predispone a los clientes a tu favor

4) Aprovecha tus ‘partners’

Una solución ingeniosa para captar los primeros clientes es servirse precisamente de tus socios estratégicos o partners. Ellos se encargarán de dar buenas referencias de tu empresa

5) Estrategia de prescriptores

Otra recomendación de los expertos es cuantificar previamente el mercado y, mediante este análisis, identificar cuáles son los canales más rápidos para conseguir los clientes. Igual para este proceso, no se requieren las campañas sino que consiste en localizar dónde pueden estar nuestros canales directos, nuestros principales prescriptores.

Trabájate a las organizaciones y asociaciones tanto del sector económico en el que te muevas como de los potenciales clientes. Es importante identificar a estos prescriptores y cuidarles para que tengan interés en mandarnos clientes.

Así, por ejemplo, si vas a montar una clínica podológica, deja tu tarjeta en las farmacias de la zona, en las droguerías, en el centro de salud… En definitiva, en todos aquellos sitios que puedan actuar como prescriptores.

6) Reuniones promocionales

No dudes en invertir algo de dinero para conseguir clientes porque nunca será un gasto gratuito. Existen muchas fórmulas para convocar a tus posibles clientes, desde la organización de desayunos o comidas de trabajo hasta un taller de formación.

Convoca a no más de diez personas. Si tienes ya algún cliente, invita a éstos y a otros que no lo sean. Convócales a un encuentro para conocerse mejor y no tengas prisa por vender. Lo importante es dar a conocer tu empresa.

7) Ofertas de 2×1

El 2×1 o el 1+1 no tiene por qué ser territorio exclusivo de los supermercados. Es una estrategia que funciona muy bien en según qué sectores: en las clínicas, en los centros de estética, en las tintorerías… Pero cada vez se va extendiendo más a otras actividades económicas, como una gestoría que ofrezca gratis uno de sus servicios a cambio de un contrato anual.

 

 

Facebook Comments