movimientos de defensa personal esenciales

Consejos para la defensa personal de mujeres ¡defiéndete!

Movimientos de defensa personal esenciales

La defensa personal es un conjunto de habilidades y técnicas que son encaminadas para impedir o repeler golpes. Esta forma de lucha se remonta a los orígenes de la humanidad como expresión de la rivalidad natural, esta lucha por la supervivencia es anterior al hombre.

A continuación, les presentamos los movimientos la defensa personal esenciales ¡toma nota!

Golpe directo, cuando alguien amenace y esté frente a ti, deberás echar la cadera y puño hacia adelante para maximizar tu fuerza. Desde dentro, conduce tu golpe y no permitas que tu codo se levante, tu área de contacto será, sobre todo, el dedo medio de tus nudillos.

Además, debes tomar en cuenta que tienes que apuntar tu golpe a un área vulnerable, como los ojos, la nariz o la garganta del atacante, así el contraataque resultará más efectivo.

Está es súper buena para las mujeres que están sufriendo cualquier tipo de acoso. La patada frontal a la ingle, es como el golpe directo, con un poderoso movimiento hacia una de las partes más vulnerables de los hombres. Dirige las caderas hacia adelante con la rodilla flexionada y el talón hacia atrás, después extiende la rodilla y pierna con gran fuerza para que hagas contacto con la zona de la ingle de tu atacante.

La patada de rodilla se da si la persona está muy cerca de ti, el atacante puede estar demasiado cerca y ese será el momento indicado. De ser el caso, patear con la rodilla será muy efectivo flexionar hacia arriba la rodilla y golpear la ingle del atacante. Ten en cuenta que debes utilizar la punta ósea de la rodilla y no el músculo pues así causarás más daño.

Escape a sometimiento tipo abrazo de oso, es común que un atacante quiere “abrazar” a su víctima por delante o por detrás de los hombros. La primera reacción que debes tener es agarrar los codos para tratar de sacar los brazos del cuerpo, aunque tu mejor defensa debe ser el moverte hacia abajo para llegar al suelo.

El inclinarte también tiene el beneficio de que te puede hacer más estable y más difícil de levantar. Aplica las técnicas Karate Kid, pues este ángulo ofrece un nuevo ángulo que permitirá golpear las rodillas o sus partes bajas, también podrías alcanzar los ojos, las orejas o garganta.

Para atacar desde el suelo, debes analizar la distancia que existe entre tu y el agresor para patearlo fuertemente. Si está encima de ti, golpea con ambos pies a la vez empujándote con las caderas tomando como impulso el piso, levántate y escapa lo más rápido que puedas.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 1 Average: 5]