¿Cómo colocar los espejos retrovisores de un auto?

Cuando manejamos necesitamos sentirnos cómodos y seguros, ajustamos el asiento y nos ponemos el cinturón de seguridad, pero otra de las cosas importantes que debemos de revisar son los espejos retrovisores y muchas veces  lo hacemos después, ya que estamos conduciendo, lo cual es un error. Todo esto no solo lo debemos de hacer en nuestro auto si no también cuando manejamos un carro prestado o cuando adquirimos una camioneta en renta df o mejor dicho rentamos un coche.

Es por esto que aquí te vamos a decir la forma correcta de ajustar los espejos retrovisores:

Dentro del auto hay tres espejos: el retrovisor que va en medio y los dos laterales que esencialmente se ocupan para cambiar de carril. La función principal de ellos es dar una vista completa de todo lo que pasa por la parte trasera del auto.

Asiento:

Expertos aseguran que es importante acomodar el asiento antes que los espejos, ya que recostarlo demasiado reduce la visión un 35 por ciento.

Una vez que estés sentado en la posición correcta, los espejos deben quedar alineados a tus ojos, y no al revés; se debe mirar siempre al frente y girar únicamente la mirada para espejear.

Ahora, en cuanto a la manera correcta de acomodar los espejos, existe el método tradicional y uno relativamente nuevo diseñado especialmente para eliminar los puntos ciegos.

Espejos:

En la forma tradicional, el retrovisor refleja el medallón en su totalidad mientras que los laterales reflejan una pequeña porción de la parte trasera de tu auto y el resto es el camino. Sin embargo, de esta forma quedan los llamados “puntos ciegos” que no son más que ciertas áreas alrededor del vehículo que no llegan a reflejarse ni en el retrovisor ni en los espejos laterales, por lo que virtualmente no existen en nuestra visión. Estos puntos se generan por los postes del marco del parabrisas y los costados traseros.

Por esto expertos recomiendan hacerlo de la siguiente manera:

Esta forma consiste en acomodar los espejos laterales a 15 grados del retrovisor, con lo que en lugar de ver un costado del coche, vemos completamente el camino, ya que el espejo queda apuntando directamente al punto ciego.

Coloca tu cabeza pegada al vidrio izquierdo del lado del conductor, desde este punto ajusta como si lo hicieras de la manera tradicional, es decir, que veas sólo una pequeña parte de la sección trasera de tu auto.

Para el lado derecho, inclínate hacia la palanca de velocidades, y desde esta posición sigue el mismo procedimiento que con el espejo anterior.

De esta manera, cuando regreses a la postura original lo único que verás será el camino; al principio puede ser un poco confuso, sin embargo, cuando comiences a manejar, notarás que cuando veas un auto en el retrovisor central, no termina de salir del campo visual cuando entra al espejo lateral.

Como esta colocación de los espejos no es la más utilizada, puede que te tome algo de tiempo el acostumbrarte, pero a la larga te ayudará a evitar que un punto ciego te haga una mala jugada.

Sin embargo si eres principiante al conducir este método no es recomendado para ti, puesto que el uso de los espejos laterales es esencial para ubicar el espacio cuando se comienza a manejar.

Si quieres evitar esta falta de visión con la forma tradicional de colocar los espejos de tu auto, bastará con tener la precaución de girar la cabeza para ver por encima de tus hombros un poco antes de dar vuelta y después de haberte asegurado que no se encuentra nada en la visión central.

En sí, con el paso del tiempo tu mismo notarás la forma correcta en la que debes ajustar los espejos retrovisores de tu auto.

 

Facebook Comments