¿Cómo cambiar de propietario vehicular?

Cambio de propietario vehicular

Para lograr el cambio de propietario vehícular el interés debe de ser mutuo, a pesar de que el mayor peso lo asume el propietario inicial del vehículo ya que ante las autoridades es el responsable ante cualquier accidente.

Debes saber que este trámite lo tiene que llevar a cabo el dueño del vehículo, así que la recomendación es que el vendedor debe de darle seguimiento cercano al proceso para que éste se cumpla en forma, así como facilitar la documentación para completarlo.

Para poder realizar este trámite, se tiene que acudir a la Secretaría de Movilidad que cuenta con 15 módulos de atención para realizar trámites a vehículos particulares, de transporte público de pasajeros, individual de pasajeros y de transporte de carga.

La dependencia señala que los nuevos propietarios tendrán un plazo 15 días hábiles para poder realizar el trámite de cambio de propietario. Esto es con la finalidad de no generar responsabilidades jurídicas y fiscales al vendedor, así como actualizar el padrón vehicular de la secretaría.

Jurídicamente, el responsable de los actos que se comentan con su uso es la persona que aparece como propietario, osea, legalmente el auto tiene un vehículo con las autoridades con un nombre, independientemente de que no sea el conductor del mismo. En caso de que se cometa un delito o suceda un accidente, la persona que aparece en el sistema sería el primer sospechoso.

A grosso modo, si no gestionas tu trámite cuando vendas tu auto, cualquier incidente quedará registrado a tu nombre, lo cual podría acarrearte severos problemas legales. Si bien puede existir una carta responsiva por parte del nuevo propietario, ante las instancias oficiales no será suficiente para el completo deslinde de las responsabilidades.

Ahora, desde el punto de vista del comprador, osea el nuevo dueño, también pueden existir consecuencias en la omisión de este trámite. Antes de pensar en firmar el contrato y pagar el monto, debes revisar que la documentación del auto esté completa y en regla, también deberás valorar el asumir el papel de dueño y cubrir un seguro de auto, o cambios de placas, por ejemplo.

Debes de recordar que el auto aún no es tuyo ante la ley, por lo que corres el riesgo de sumar trámites burocráticos y legales en caso de sufrir un accidente. En otras palabras, deberás comprobar si la propiedad del auto en medio de una situación que podría resultar nada cómoda. Otra cosa, si llegasen a llevarse el auto al corralón, será otro grande problemas pues no podrás llevarte el auto si la tarjeta de circulación no está a tu nombre.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 1 Average: 5]