Claves para mejorar tu forma de estudiar

¿Tienes la suficiente motivación para estudiar? Si la respuesta es no o eres de las personas que les cuesta llevar a cabo tareas para las que debes de aprender y retener mucha información nueva, quizás estos tips te puedan ayudar a superar los obstáculos y llevar a cabo con éxito tus objetivos académicos.

Lo que debes hacer para centrarte y estudiar

  • Ponte en el producto final

Una de las tareas que puede costar más es ver la cantidad de trabajo que debes de realizar para concluir alguna labor, por lo que es común postergar la tarea para después hasta que llega un punto donde haces las cosas demasiado a prisa por la falta de tiempo. Cuanto tengas que estudiar no pienses en el proceso, sino el objetivo final: un examen aprobado, un tema dominado, la redacción de un buen trabajo, esto es una fuente positiva para motivarte a seguir.

  • Establece pequeñas metas

Si sabes que tienes que leer y procesar una gran cantidad de información, estructura tu tiempo para que el estudio sea paulatinamente y con pequeños breaks. Plantea pequeñas metas; avanzar unos cuantos párrafos, aprender los conceptos básicos de tu libro Pearsons, leer apartados, capítulos o incluso hasta que domines bien un tema, de esta manera tus ganas de continuar no se verán explotadas desde el principio, recuerda, es cuestión de resistencia no de rapidez.

  • Prémiate cuando lo amerite

Un dulce, un capítulo de tu serie favorita, ir al cine o caminar un rato con tu mascota, no importa, pero cuando hayas hecho una de tus metas, tomate un momento para respirar, retomar energías y volver al trabajo.

  • No pienses, solo comienza

Muchas personas pierden más el tiempo pensando en cuanto se van a tardar en realizar la tarea que en hacerla realmente. Cuando vayas a empezar, no pienses en el tiempo que te tomará completar tu estudio, mejor visualiza en cuanto podrías hacerlo y que viene después de ello, te aseguro que una vez comiences, todo será más fácil.

  • Recuerda tus superaciones personales

Mucha gente tiende a usar la comparación como una forma de motivar al estudio, pero el problema es que siempre ponen de referencia a otra persona, una acción que puede ser contraproducente sin siquiera darse cuenta. Lo mejor es compararse uno mismo a su yo de antes ¿Qué logre esta semana? ¿Cómo era el mes pasado? ¿Qué he aprendido el último año? Pensamientos que nos permitan visualizar nuestro crecimiento personal son los adecuados para saber que su pudimos con esas tareas, podemos con seguir con nuestros estudios.

  • Aprende a disfrutar del estudio

Esta es quizás una de las actividades más complicadas porque desde pequeños se nos ha inculcado a estudiar como una obligación, no como una forma de aprender más sobre nuestro entorno. Pero eso se puede cambiar, al estudiar debes tener en cuenta lo siguiente: es una formar de ser un poco mejor cada día, de demostrarte los esfuerzos que puedes hacer y de superar la pereza.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]