Outfit perfecto para el trabajo

 

Debido a tu ajetreada vida laboral lo que necesitas es un armario de básicos en el que sea muy fácil vestir cada día y no complicarte demasiado.

Para sentirte más cómoda y no se te haga una rutina el quehacer laboral, tienes que ingeniártelas para combinar tu outfit casi como catalogo de mármol. Me refiero mezclar todas las posibilidades que tienes en tu guardaropa para la semana, no tiene que ser de Gucci para que te lo pongas ¡desempólvalas!

La blazer

Negra, azul, beige y gris definitivamente te brindarán carácter y personalidad.

Esta es una pieza ganadora en la que deberás invertir un poquito de presupuesto, es tan versátil que la puedes usar durante el día, la tarde y noche.

Fácil de combinar, por ejemplo: durante el día puedes llevar unos jeans, un bividi blanca, ballerinas y la blazer negra; para la noche, lo mismo solo que añádele unos tacos ¿Has visto lo fácil que es?

Una camisa y camiseta blanca o de cualquier color

Son de las prendas más versátiles del fondo de armario pues con ella encuentras hasta cuatro maneras diferentes de llevarla al trabajo. Jeans, pantalones sastre, faldas, faldas corte A.

Apuesta por camisas lisas, sin detalles ni bolsillos, y escoge una amplia gama de colores con un collar de pedrería discreta. Así que invierte en básicos apetecibles.

Carteras en colores neutros

De excelente calidad que sean cómodas para llevar todo lo necesario para ir al trabajo pero respetando la proporción entre la cartera y la contextura de quien la lleve.

Para contexturas chicas lo mejor es elegir carteras más bien chicas o medianas para no verse más chica aún y viceversa.

Un vestido de corte simple

Si hay un básico con el que podrías vestir de lunes a viernes y sin complicaciones es el vestido, uno en color negro es siempre un acierto.

Pero porque no optas por otro color, un beige, un gris, uno con pequeños estampados, eso sí trata de que este un dedo sobre la rodilla para que sea perfecto.

Si eres fan de esta prenda y quieres invertir en 5 vestidos para cada día de la semana, adelante.

Unos buenos jeans

Que te queden como un guante es súper importante. No sólo para ir a trabajar, sino para salir por ahí.

Si te quedan bien, con cualquier parte de arriba irás perfecta. Invierte en jeans rectos de color azul, negro, celeste, los clásicos, nada de rotos, deslavados, ni nada que se le parezca.

Esta favorecedora prendas será tu mejor aliada cuando no sepas que ponerte. Fácil de combinar y fabulosa quedarás.

 

Con información del portal nuevamujer.com