Tips para adquirir un casco de motos seguro

Cascos para motos

Los cascos para motos son unos de los elementos fundamentales con el que todo motociclista responsable debería de contar para asegurar su integridad física. Diseño, materiales, pruebas de resistencia, estos son puntos esenciales que permiten conocer que tan fiable es un casco. Si no conoces estos modelos, te presento una serie de tips que puedes seguir para elegir el casco de seguridad adecuado.

Elige un casco homologado 

Es el primer factor que debes considerar. Todo casco con alto indice de seguridad debe haber pasado por las pruebas de resistencia mínima que están establecidas en la normativa del país. La etiqueta de homologación es la prueba más factible para saber si el caso esta o no en condiciones de ser usado y puede soportar un golpe fuerte.

Ten en cuenta la caducidad de los materiales 

Aunque no lo parezca, materiales como el polícarbonato, que es empleado en los cascos, tiene una vida útil de cinco años, pues después de este período su resistencia comienza a deteriorarse rápidamente. En el caso de los cascos construidos a partir de vibras, su vida útil puede ser más prologada siempre y cuando se le tengan los cuidados adecuados, sin embargo, al cabo de los años es importante realizar un cambio, el promedio es de 7 a 9 años.

Recuerda que si ya has tenido un accidente, lo ideal es cambiar en casco de inmediato, pues el golpe pudo comprometer la integridad del modelo y puede que no resista de la misma manera el siguiente golpe.

Nunca compres cascos de segunda mano 

Probablemente lo veas como una ganga, pero comprar un casco de segunda mano no es recomendable. ¿La razón? No sabes que ha pasado anteriormente con el casco, puede que tenga un daño en su estructura y que sea un riesgo más que una protección, así que evita caer en la tentación. Recuerda a veces lo barato puede ser contraproducente.

Opta por una ventilación adecuada

Uno de los consejos básicos que debes seguir para adquirir un casco es asegurarte de que su diseño permita una buena circulación de aire, con la finalidad de evitar que el calor se encierre en este zona y la cabeza pueda permanecer lo más fresca posible durante su uso.

Además de eso, es importante tener en cuenta que su manipulación debe ser sencilla y tanto apertura como cierre sean fáciles.

Ten en cuenta el peso y la comodidad 

Mucha gente considera que entre más pesado un casco es más seguro, pero actualmente no es la única variable que se toma en cuenta. Un peso excesivo también puede ser contraproducente en el manejo de la moto e incluso ser la causante del accidente. Lo idea es encontrar cascos que no pasen rebasen los 1.4 kg.

Otra cuestión importante a tener en cuenta es la comodidad dentro del casco. Las almohadillas no solo son muy acolchadas para ejercer la sujeción adecuada en el casco, también permite absorber la mayoría de los impactos directos. Ten en cuenta el tamaño y ajuste interno, así como el material del que se encuentran hechas las almohadillas. Como consejo, es importante que sean fáciles de quitar y montar para poder mantenerlos siempre limpios.

Opta por modelos integrales

Probablemente existen modelos mucho más atractivos a nivel estético, pero en cuanto a seguridad, los cascos integrales son los mejores. Cubren todo el cráneo, el rostro y la mandíbula, en síntesis, todo la cabeza. Su diseño además de cubrir el factor de protección suele ser aerodinámico, lo cual permite una mejor conducción en carretera y evitará esa sensación que puede provocar el golpe constante del aire contra el rostro.