Violencia contra la mujer

 

La violencia contra las mujeres no cesa, es más, de ha vuelto cotidiano escuchar en las noticias que una mujer más ha sido víctima de algún delito de género por lo que ellas mismas de han tenido que organizar y aprender a defenderse como con el krav maga mujeres, por ejemplo. El mayor problema es que las autoridades no han realizado acciones tangibles para revertir esta situación, incluso, algunos gobernantes hasta niegan el hecho.

En lo que respecta al Gobierno Federal, se ha dado la tarea de crear programas, comisiones y leyes (pero a mi parecer, el de la sociedad, el de los familiares de víctimas y de las estadísticas mismas) que siempre han sido rebasadas y, por ende, no han funcionado. Ello, aunado a que el sistema de justicia para cuando no se pudo evitar el ataque, más que lástima, da coraje.

Con estadísticas del 2016, el INEGI informó que se registraron 2 mil 813 asesinatos, representa un alza brutal de 18.4% en comparación con la cifra del año previo con ocho asesinatos diarios en promedio.

Además, informó que 45 de cada cien mujeres sufre de violencia, menosprecio y acosos en sus centros de trabajo. En Colima, Guerrero, Zacatecas, Tabasco, Morelos, Michoacán, Guanajuato, Ciudad de México y Estado de México.

La ONU refiere que la violencia contra mujeres y niñas es una violación grave de los derechos humanos. Su impacto puede ser inmediato como de largo alcance, e incluye múltiples consecuencias físicas, sexuales, psicológicas, e incluso mortales, para mujeres y niñas. Afecta negativamente el bienestar de las mujeres e impide su plena participación en la sociedad.

Además de tener consecuencias negativas para las mujeres, la violencia también impacta su familia, comunidad y el país. Los altos costos asociados, que comprenden desde un aumento en gastos de atención de salud y servicios jurídicos a pérdidas de productividad, impactan en presupuestos públicos nacionales y representan un obstáculo al desarrollo.

Tras varias décadas de movilizaciones promovidas por la sociedad civil y los movimientos de mujeres, se ha conseguido incluir la erradicación de la violencia de género en las agendas nacionales e internacionales. Nunca tantos países han contado con leyes contra la violencia doméstica, las agresiones sexuales y otras formas de violencia.

Sin embargo, continúan existiendo desafíos en la aplicación de estas leyes, resultando en una limitada protección y acceso a la justicia por parte de mujeres y niñas.

 

Conoce los derechos de los trabajadores

 

Según la STPS de Jalisco, la demanda es el primer trámite dentro del juicio laboral, en ella, el trabajador penalista las prestaciones que reclama y narra los hechos que dan origen a la misma precisando el domicilio de la fuente de trabajo a la que se demanda y el giro al que se dedica.

A continuación, las demandas laborales más frecuentes:

Falsos despidos:

Para evitarlo,  la empresa al querer terminar la relación de trabajo con un empleado, negociar con él y pagarle mediante Convenio Fuera de Juicio ante la Junta de Conciliación y Arbitraje.

Horas Extras:

Para evitarlo, llevar un buen control firmado por el trabajador de la jornada que realmente devengaba.

Reparto de Utilidades:

Para evitarlo, llevar un buen control de la Comisión Mixta del Reparto de Utilidades, y tener la firma de los recibos de pago de los trabajadores cuando exista utilidad.

Rescisión por falta de pago de salarios:

Para evitarlo tener un adecuado control de recibos de pago de salarios.

Inscripción retroactiva al IMSS:

Para evitarlo tener el contrato individual de trabajo donde aparezca la fecha en que el empleado ingresó a prestar sus servicios, y que coincida con el alta del Seguro Social.

Aguinaldo:

Que aparezca en el contrato los días pactados por dicho concepto y tener el recibo de pago firmado donde se acredite que se le pagó al empleado.

Comisiones mayores a las realmente percibidas:

Para evitarlo, tener celebrado un contrato individual de trabajo en el que aparezca el porcentaje real de comisión, como se le pagan al empleado y cuáles son las condiciones para el pago de estas.

Salarios devengados:

Para evitarlo, llevar un adecuado control en los recibos de pago para que estén firmados por el trabajador.

Categorías superiores a las realmente desempeñadas:

Tener en el contrato individual de trabajo la categoría y que el contrato esté firmado por el trabajador, además en los recibos de pago que aparezca su categoría para que no pueda argumentar que con posterioridad a su contratación se le ascendió.

Fondo de ahorro:

Cuando el patrón le otorga el 50% de lo ahorrado, para evitarlo, establecer en qué periodo empieza a ahorrar el trabajador, y cuando concluye dicho periodo, y la firma del recibo del fondo desglosando el monto ahorró el trabajador y el que aportó el patrón.

 

Con información del portal marthadebayle.com