¿Qué es una geocelda?

geoceldas

Geoceldas

Las geoceldas toman el confinamiento a lo largo y a lo ancho, lo cual representa un salto cualitativo en lo que respecta a los sistemas para la estabilización. Este material se ha diseñado para paliar los efectos negativos de la erosión del agua y el viento superficial sobretodo aplicado a terraplenes y taludes.

El desarrollo de nuevos métodos de construcción respetuosos con el medio ambiente es uno de los objetivos fundamentales del siglo XXI. Los geosintéticos son materiales que junto con elementos materiales constituyen sinergias importantes en el uso racional y en la conservación del medio natural.

Las paredes de las celdas actúan permitiendo el drenaje del agua y del viento por encima de la superfíce. En el caso de que la geocelda se rellene con tierra de siembra, las celdas permiten la hidrosiembra y protegen las distintas raíces que se forman.

En este sentido, las geoceldas son uno de los materiales pertenecientes a la familia de los geosintéticos formados por un sistema celular, tridimensional. Se trata de estructuras tridimensionales con forma de panal de abeja y que se rellenan con tierra, grava tierra vegetal.

Beneficios que generan la instalación de las geoceldas de Home Depot:

  • Tiene múltiples aplicaciones. La geocelda puede utilizarse tanto en la contención de muros, terraplenes y estructuras compuestas

  • Dada su composición le confiere, la geocelda presenta enorme resistencia a los efectos de la corrosión o los grandes cambios de temperatura.

  • La forma de panal de abeja de este geotextil se encarga de drenar el agua en sentido vertical y horizontal y viento por encima de la superficie y de esta manera evita el efecto erosionador.

  • Presenta gran resistencia frente a los agentes químicos, bacterianos y a la tensión.

  • Se trata de un material ecológico y sostenible.

  • Su instalación y almacenaje es realmente fácil ya que la geocelda se presenta en forma de acordeón y comprimida. En este sentido, presenta un mejor manipulación y almacenamiento.

Algunas de las aplicaciones de las geoceldas son:

  • Protección de la erosión en un talud: detienen o desaceleran el agua de lluvia que cae por el talud, por lo que se elimina la formación de surcos

  • Instalación en los márgenes de los canales: se emplean en sistemas de escollera como medida antierosión en los márgenes de canales de obras en encruzamientos y canalizadores

  • Estabilización de la superficie: la instalación se reduce eficazmente la cantidad y calidad de los agregados requeridos para la estabilización del terreno de baja capacidad

  • Contención de tierras en pendientes: está diseñada para colocarse en pendientes muy pronunciadas, en la mayor parte de las ocasiones, el material con el que se rellenará la geocelda será del propio lugar

 

El muro de contención

muro de contención

Muro de contención

El muro de contención se trata de un elemento de la industria de la construcción que cumplen con la tarea de cerramiento, por lo que pueden soportar, generalmente, los esfuerzos horizontales producidos por el empuje de tierras. Así pues, en otros tipos de construcción, es común utilizarlos para contener agua u otros líquidos como el caso de los depósitos.

Entonces, el muro de contención no sólo se usa para soportar las presiones horizontales, también para soportar los empujes verticales transmitidos a pilares, paredes de carga y forjados que se apoyan sobre ellos. Es preciso mencionar que los muros de contención son construidos de hormigón armado, para cumplir las funciones que implican soportar el empuje de tierras, comúnmente en desmontes y terraplenes evitando el desmoronamiento y sosteniendo el alud.

Los muros de contención se clasifican según su diseño:

Muros con talón: necesitan sobrepasar la línea de edificación, el resultado es similar al de muro sin talón, pero trabaja de otra manera. Se trata de la mejor solución para hacerle frente a inestabilidades por posibles vuelcos.

Muros con talón y puntera: para construir un muro de este tipo, se necesita sobrepasar la línea de edificación hasta el nivel de los cimientos.

Muros sin talón: cuando se construye, por lo general, tiende a resultar con un aumento de dimensión en la puntera de la zapata.

Se clasifican de acuerdo a su función:

Contención de tierras: cuando el muro se destina a contener sólo los sólidos, por lo general, son tipos de tierras. La impermeabilización y el drenaje son dos aspectos importantes para controlar el paso de agua del terreno hacia el interior de la edificación.

Contención de líquidos: se utilizan en presas a cargo de Conagua, por ejemplo, para desarrollar esta función es necesario conseguir la continuidad del hormigón a fin de lograr una buena impermeabilización. Para ello, se realiza un “vibrado” con un control idóneo para evitar la formación de huecos.

Se clasifican de acuerdo a su forma de trabajo:

Muros de contención por gravedad: soportan los empujes con su peso propio. Los muros construidos con hormigón en masa u hormigón ciclópeo, por ser más pesados, se utilizan habitualmente como muro de gravedad ya que contrarrestan los empujes con su propia masa.

Las acciones que reciben, se aplican sobre su centro de gravedad. Este tipo de muro de contención de gran volumen, se realiza de poca altura y con una sección constante; aunque también existen los de tipo ataluzados o escalonados.

Muros de contención ligeros (a flexión): cuando el muro trabaja a flexión podemos construirlo de dimensiones mas livianas. Dado que aparecen esfuerzos de flexión, la construcción se efectúa con hormigón armado, y la estabilidad está en relación a la gran resistencia del material empleado.

El diseño del muro debe impedir que flexione, ni produzca desplazamientos horizontales o vuelque, pues debido a los empujes, el muro tiende a deformarse. En la flexión aparecen esfuerzos de tracción y compresión. Por ello existen formas particulares para disponer las armaduras en estos muros.