Tips para organizar una fiesta infantil

Fiestas infantiles coacalco

¿Se acerca el cumpleaños de tu pequeño y quieres festejarlo con sus amigos? Las fiestas infantiles son eventos que los niños disfrutan mucho, siempre y cuando estén llenas de diversión, sorpresas y dulces. Si no sabes por donde empezar o que hacer, descuida que tenemos unos cuantos tips para que no termines con dolores de cabeza.

Selecciona la temática

Algo que te puede facilitar enormemente la labor de decoración y elección de complementos es seleccionar una temática. Piensa en algo que le guste a tu hijo: princesas, frozen, patrulla canina, dinosaurios, piratas, hadas, castillos, de hello kitty o de muchos colores. Con ello en mente tendrás la oportunidad de crear un ambiente divertido y tanto los invitados como tu hijo lo recordarán más fácil.

Selecciona el lugar de la fiesta

¿En casa, un salón infantil, un restaurante o un local con espacio para pequeñas reuniones? Aunque la opción más votada sea casa, si esta en tu presupuesto, ten en cuenta las otras áreas, especialmente si crees que el espacio con el que cuentas no es del todo útil para la cantidad de personas que asistirán. Si eliges casa, procura que las zonas donde vas a trabajar (comida, aperitivos o guardar dulceros y juegos) no sea de fácil acceso para los pequeños, así previenes cualquier eventualidad que pueda presentarse.

La ventaja de rentar por unas horas el área donde harás la fiesta es que puedes decidir cuando acaba la fiesta y en algunos casos, evitarte la tarea de preparar alimentos o actividades ya que muchos salones y locales ofrecen esta opción en paquetes.

Ten en cuenta la cantidad de invitados

Algo que debes pensar con cuidado es la cantidad de personas que vas a invitar, por ejemplo, para las fiestas infantiles de los más pequeños (1-4 años) es normal que se inviten a personas cercanas como la familia y amigos íntimos, sin embargo, si tu hijo ya asiste a la escuela, probablemente debas considerar invitar a sus amigos o compañeros más cercanos. Analiza si quieres una fiesta muy grande o pequeña y con base en ello, toma una decisión.

Dulces y entretenimiento 

Algo que hará de la fiesta infantil un éxito es que pienses en el entretenimiento de los pequeños y por supuesto, como vas a darles cosas dulces. Si decides hacer la fiesta en un restaurante o salón, te recomiendo que busques aquellos que tengan áreas de juegos, así puedes pasar de largo si no quieres contratar a alguien que haga show. Si quieres un rato de espectáculo, tienes varias opciones: marionetas, un mago, un payaso, imitadores de personajes o pintacaritas, la elección final la tienes tú.

En cuanto a los dulces, puedes elegir entre repartir dulces, hacer varias piñatas o una combinación de ambas.

 

Niños en casa ¿Qué puedo hacer?

Además de patinar sobre hielo y asistir a un boliche para niños, existen diferentes actividades para entretener y convivir con los más pequeños durante las vacaciones así que ¿Cuál planeas hacer antes de que se acabe el verano?

Cocinen juntos

Los niños siempre se muestran entusiastas al momento de aprender alguna actividad nueva, más si involucra sus alimentos favoritos. Haz un espacio en tu agenda para que se vuelvan los Master Chefs de la casa y creen platillos juntos, no importa si es algo muy simple como unos pancakes o algo mucho más complicado, esta actividad además de reforzar sus lazos les permitirá explorar sabores, texturas, colores.

Si planean salir a otros sitios, impulsa su curiosidad

Si puedes permitirte un viaje o tienes la costumbre de viajar a lugares cercanos lejos de lo que conocen normalmente, invita a tus pequeños a realizar todo tipo de actividades para conocer mejor el entorno que los rodea. Recolectar frutas silvestres, vivir el día a día en una granja de verdad, pasear de noche por una zona llena de luciérnagas, conocer de primera mano la fauna y flora de un lugar sin lastimarla son experiencias que además de servir como anécdotas, permiten desarrollar la personalidad de cada pequeño.

Improvisa

Una de las mejores experiencias que pueden vivir los pequeños con su familia son los viajes improvisados. Despierta una mañana, prepara refrigerios ligeros y una buena playlist de Spotify para el viaje, sube a tus pequeños al auto y vean a donde los lleva el camino.

Ayúdales a desarrollar una nueva habilidad

Aprender a dibujar, andar en bicicleta, nadar en una piscina, manejar de una mejor manera la computadora, a tocar un instrumento, a acampar, cocinar o incluso supervivencia básica, estás son actividades que pueden hacer mientras tus hijos descansan un poco de la escuela.

Creen su propio jardín

Si a tu hijo le gusta jugar con la tierra ¿Qué mejor forma de pasar un buen rato con el que creando su propio jardín? Si no cuentas con un patio no te preocupes, puedes buscar macetas pequeñas o tarros de vidrio para plantar algunas hierbas como menta y hierbabuena y que tu hijo pueda observar día a día el proceso y como la pequeña semilla se convierte en algo más grande y hermoso.

Permite que aprenda a visualizar

En vez de preguntarle a tus pequeños que quieren ser de grande, juega con ellos y hagan actividades juntos de cómo ven su futuro. Dibujos, recortes de revistas, todo lo que quieren conocer, hacer y cómo desean ser pueden plasmarlo en un papel, que se quedará en su habitación para recordarles que sus pensamientos pueden llevarlos muy lejos.

¿Que hacer con los niños en vacaciones?

Clases de canto DF, natación, un campamento, los cursos de verano son la opción más rápida que encuentran los papás cuando las vacaciones de verano llegan y no van a salir de vacaciones por cualquier cuestión. Pensar en darle una actividad que no sea ver televisión o estar en la computadora puede ser un buen descanso, sin embargo, no todas las personas podemos hacerlo.

Si no quieres que tus hijos se aburran en casa, puedes preparar divertidas actividades que no solo les darán bonitas experiencias, sino que comenzarán a despertar su curiosidad por ciertos temas e incluso empezar a desarrollar habilidades para el futuro. Pero si no se te ocurre que hacer para pasar tiempo de calidad con tus hijos, te proponemos las siguientes ideas:

  • Armen un karaoke en casa:

La música y el canto estimulan el cerebro y son una forma creativa de expresarse. Pueden hacer equipos y montar todo un escenario con sábanas y muebles. Además de ser una forma muy divertida de convivir en familia, permites que los más pequeños estimulen su memoria y sincronización.

  • Manos al jardín:

Acercar a los más pequeños a la jardinería es una buena forma de que aprendan sobre los seres vivos y lo importante que es cuidarlos y respetarlos. Si cuentas con un jardín en casa puedes plantar un pequeño árbol o tener pequeñas plantas en macetas y que los niños asuman la responsabilidad de mantenerlos en buenas condiciones.

  • Que tu casa se llene de risas:

Invitar a los amigos a jugar es bueno para que fomenten las relaciones sociales. La interacción con otras personas les ayuda a ser más abiertos y empáticos, además los pequeños pueden fortalecer su amistad y conocerse mejor fuera del contexto escolar.

  • Volvamos a nuestras raíces:

Si el lugar donde viven no es el lugar de origen de los padres, pueden realizar una excursión a su hogar natal y platicarles a sus hijos sobre sus tiempos de infancia. Además de entablar una mejor comunicación con los pequeños, también puede ayudar a que ellos preserven las tradiciones y se sientan identificados con su cultura.

  • Juega con ellos:

Los juegos de mesa Hasbro permiten estimular el intelecto en los niños. Una tarde resolviendo un rompecabezas o con turista mundial será una forma de crear bonitos recuerdos padre e hijo y que tu niño se sienta a gusto en casa. También pueden hacer otras actividades como sombras en la pared, disfraces improvisados o “veo veo”.

  • Actividades al aire libre:

Este tiempo puede ser perfecto para que hagan cosas que tenían pedientes: aprender a andar en bicicletas, en patines, volar una cometa, salir de campamento, lo ideal es que sea en familia y que la convivencia se desarrolle en entonces seguros.