El secreto de las flores

La importancia de las flores en la naturaleza está en todas partes -pueden alimentar a los insectos, a los pájaros, a los animales y a los humanos; proporcionar medicinas naturaleza para los humanos y algunos animales y ayudar en la reproducción de una planta atrayendo polinizadores externos.
El principal propósito de las flores es ayudar a la reproducción de las plantas.  Las flores proporcionan un atributo atractivo a una planta que de otro modo sería simple y con hojas verdes solamente. Cuando los insectos, pájaros y algunos murciélagos se acercan a mirar la flor y roban su néctar, sin saberlo están polinizando las plantas moviendo el polen o esperma de plantas de los estambres masculinos a los pistilos femeninos.                                                                                              A todas las mujeres nos encanta que nos regalen flores, pues se trata de un símbolo de amor o de cariño, dependiendo de quien te las entregue, pero siempre tienen un significado positivo y dan luminosidad a cualquier hogar. Asimismo, los arreglos florales para eventos tienen esa misma sensación fresca y de naturalidad.
Pero la belleza de las flores no es sólo utilizada para decorar una habitación, ahora, la cosmética aplica las propiedades de este elemento de la naturaleza para crear cremas refrescantes, naturales y ligeras.
La mayoría de las flores tienen propiedades antioxidantes, descongestivas, relajantes, antiinflamatorias, que son utilizadas con fines terapéuticos y curativos. De su prensado en frío se obtienen los aceites esenciales que son la base de la aromaterapia, uno de los primeros tratamientos corporales, que en la Antigüedad se aplicaba con fines medicinales. Pero hoy en día se usan los poderes de las flores en alta cosmética.

Estas son las propiedades de las flores más usadas:
Rosa: Según la mitología griega, nacieron de una gota de la sangre de Afrodita. Desde la Antigüedad se las ha considerado como atributo femenino, asociado por una parte a la sensualidad pero también al misticismo. El aceite esencial de rosas es conocido por sus virtudes antiinflamatorias y rejuvenecedoras.
Jazmín: Tiene un aroma intenso, pero tal vez desconozcas otras virtudes de esta flor al margen de su utilización en el mundo de los perfumes. Sus hojas se utilizan para combatir el acné (es astringente). Además puede servir para mejorar el estado de algunas cicatrices.
Lavanda: René-Maurice Gattefosse, padre de la aromaterapia, descubrió el gran poder cicatrizante de esta planta y la utilizó para tratar las heridas de los soldados durante la Primera Guerra Mundial. Su aroma, además, es muy relajante y ayuda a combatir el estrés.

 

DIY ¿Te animas a hacerlo tú mismo?

Los ingredientes: tarimas o llantas, herramienta, telas económicas, tu creatividad, ingenio y un quizás un poco de ayuda. Eso es lo necesario para formar parte de la tendencia DIY (Do It Yourself) un movimiento que ha cautivado a miles de personas alrededor del mundo ¿Sabes de que se trata?

Seguramente has visto cientos de mini videos de Instagram y Facebook que en realidad son tutoriales para mostrar a la gente como hacer un determinado objeto con materiales reciclados que no le piden nada a los artículos decorativos que podrías encontrar en cualquier tienda departamental. Este tipo de imágenes se han hecho tan populares y se han viralizado gracias a la moda de “hacerlo tu mismo”.

Desde 2011, debido en parte a la reciente crisis económica que se había sufrido y un anterior movimiento conocido como “makers”, la idea de ser ser capaces de crear cualquier tipo de accesorio, objeto decorativo o artefacto útil a parte del reciclaje y el rearmado de ciertas cosas surgió como una alternativa mucho más rentable e iba muy de la mano con la idea de las tres R: reducir, reciclar, y reusar”.

La idea esencial del DIY es el desarrollo de varias habilidades para obtener un producto final: creatividad, perseverancia, resolución de problemas, pensamiento lateral, trabajo en equipo son al menos algunas de las acciones que impulsan este tipo de actividades.

La actividad comenzó en pequeñas áreas, como la reparación de muebles y su armado a partir de diferentes materiales, sin embargo, con el tiempo ha sido capaz de penetrar en diversas áreas e industrias: Moda, tecnología, decoraciones y muebles son algunos de los que se han visto bombardeados por esta tendencia. Incluso, se ha llegado a combinar con otras para darle paso a diferentes ideas, como los videos para hacer recetas como profesionales, esto es un poco de foddie con DIY.  Pero ¿Porqué esta tendencia ha tenido tanto éxito?

En realidad, es gracias a tres factores:

El ser humano tiene esa inquietud por adquirir conocimientos y aprender a hacer las cosas, es una forma de plantearse metas y desarrollar todo tipo de habilidades.

  • Nos sentimos capaces de cualquier cosas

La sensación que deja saber hacer las cosas es algo que no solo nos hace sentir mejor respecto a la imagen mental que tenemos de nosotros mismo, sino que nos impulsa a seguir tratando cosas.

  • Nos encanta ahorrar:

La tendencia se ha apoyado de la corriente anti-consumismo para alejar a las personas de estar adquiriendo y adquiriendo artefactos sin la necesidad de usarlo. Si puedes hacer lo mismo pero mucho más barato ¿Quien diría no?

Con roomie o sin roomi…aquí la cuestión

Una de las opciones que tienen actualmente los jóvenes que quieren comenzar a vivir de manera independiente y economizar gastos es buscando un roomie con quien vivir. Compartir gastos de renta, servicios y alimentos puede ser la diferencia entre buscar una renta de departamentos en Cuauhtemoc o un cuarto en la colonia Guerrero, pues la Ciudad de México, al igual que otras grandes urbes, es considerada uno de los lugares más caros para vivir debido al costo de sus rentas y servicios.

Vivir con un roomie puede ser una buena experiencia, o toda una pesadilla, todo depende de la interacción y armonía que haya entre tu nuevo compañero de piso y tú. Si estás pensando en independizarte de casa de tus padres y ves como una posibilidad el buscar un roomie para vivir, debes saber las ventajas o desventajas que esto te va a traer:

Lo bueno de vivir con un Roomie

Los gastos se dividen a partes iguales. Vivir con uno o más roomies permite que la experiencia de ser independiente sea una carga ligera para las personas de presupuesto limitado. Renta, servicios e incluso despensa pueden dividirse o bien llegar a acuerdos para que todos aporten a su nuevo hogar.

Otra cosa es la compañía, ser independiente también puede volverse una cuestión muy solitaria, pero con un roomie a tu lado, la experiencia se vuelve divertida y comienzas a aprender sobre las relaciones sociales duraderas. Un punto adicional es cuando vienes del otro estado y desconoces a las personas de tu nuevo hogar, pues un compañero puede volverse en tu primer amigo en una nueva ciudad.

Lo malo de vivir con  un roomie

La falta de responsabilidad de una persona puede afectarte. Uno de los mayores riesgos de compartir casa con un roomie es que este no tome en serio su nuevo rol como persona autosuficiente y comience a delegar responsabilidades que le corresponder: sacar la basura, mantener en orden el departamento, limpiar lo que usa, que no cumpla con sus pagos. Poco a poco este tipo de conductas pueden volverse insoportables y mantenerte en constante estrés. Quizás hablar primero con él seria lo ideal para hacerle ver lo que te incomoda, pero muchas veces, lo que menos le interesa a una persona es escuchar la cantaleta que usaban sus padres.

Otra cuestión es la privacidad, muchas personas imponen y respetan los limites respecto a su espacio personal y sus artículos, pero existe personas que sobrepasan este límite y, además de invadir tu espacio, dejan que otras personas lo hagan cuando llegan invitados imprevistos, fiestas o reuniones sin  tu consentimiento, etc.

 

Lo básico que debes saber para vivir con un rommie

La experiencia de vivir solo por primera vez puede ser todo un sueño o una pesadilla de no planease adecuadamente. Si, por ejemplo, has considerado la renta de departamentos en Santa Fe es importante que tengas en cuenta que el costo mensual no debe recaer solamente en ti, sino que puedes compartir la carga – y la vivienda- con otra persona, que al igual que tú, esta buscando independizarse y ser autosuficiente.

Vivir con un rommie es, en muchos casos, una opción magnifica para los jóvenes que buscan vivir fuera de casa por primera vez. Disfrutar de la sensación de libertad e independencia es, en muchos casos, una de las metas que se proponen las personas menores de 30 años. Pero muchas veces, los gastos, y el coste individual por vivir solo suele sobrepasar gran parte de los ingresos promedios de cada individuo, por ello, compartir la carga de vivir solo con alguien más es, en muchas ocasiones, la mejor decisión que una persona joven puede tomar.

Un roomie no solo le da un respiro a tu cartera, sino que, al igual que tú es una persona que busca su espacio y entiende tu necesidad de vivir solo, pero también sabe lo costoso que puede ser. Rentar un espacio entre dos o más personas para poder dividir los gastos de renta, servicios, e incluso productos que ocupen es un sistema funcional siempre que las personas involucradas encuentren un equilibrio.

Aunque muchas personas prefieren tener como roomie a un amigo cercano con el que compartan intereses y estilo de vida, muchas veces esta situación es imposible, por lo que la opción de vivir con alguien desconocido es probable. Gracias a la experiencia, hoy te puedo decir las reglas de oro para poder vivir con un roomie y que su hogar no se convierta en un campo de batalla.

Ante todo comunicación: Desde el momento que se entrevisten o conecten en plataformas como Dada room deben de tener claros muchos aspectos y ver si la interacción entre ambos es buena y agradable. Dejar en claro lo que buscas en un compañero y como dicen “poner las cartas sobre la mesa” te ayudará a saber si es conveniente o no que sea tu roomie.

Papelito habla: El contrato de arrendamiento lo pueden hacer en conjunto o dejar a cargo a una persona, pero todos deben conocerlo y estar de acuerdo en las especificaciones de la renta, la duración, cláusulas, etc.

Reglas básicas: Establecer desde el inicio como serán las reglas de la casa es básico para no tropezar en su nueva vida en conjunto. Estas buscando libertad, pero el caos no lleva a ningún lado salvo a la locura.

Respeta la privacidad del otro: Vivir juntos no significa que puedas tomar sus cosas o invadir sus espacios sin permiso. Se trata de compartir cargas, no intimidades.

Antes que nada, conoce su opinión: Si quieres llevar a alguien a su casa, traer una mascota, hacer un cambio, remodelar, comprar un mueble, tener una reunión o fiesta, etc. Lo primero que debes hacer es preguntar a tu rommie que le parece, escucharlo y aprender a decir lo que piensas es lo mejor de una relación.