Frutas bonitas y saludables

 

Como todos lo sabemos, la importancia de la buena alimentación tiene tanta relevancia como el que de ésta depende, prácticamente, nuestra vida. Ello, aunado a una buena dosis de ejercicio en sus diferentes modalidades y dependiendo de las necesidades de los demás.

Además, han resaltado por su aspecto estético enriquecido por sus diversas formas y colores, que hasta las han utilizado para los arreglos frutales df, aplicados en detalles de decoración para fiestas o para enviar un detalle muy bonito a alguien. Sí, de frutas reales y naturales, no como las del Boing que te tomas todos los días.

Este tipo de decoraciones muy naturales, han sido socorridos sobre todo en la temporada de primavera y en festejos en jardines por las tardes, algo así como con los arreglos de flores. Todo organizador espera que su evento sea único y diferente para los asistentes. Muchas empresas ofrecen servicios de cócteles y alternativas que se asemejan mucho entre sí.

Una forma de diferenciarse en este competitivo mercado es a través de la decoración, por eso es que una buena opción son los arreglos frutales, que cumplen una doble función: fines estéticos y además se pueden comer. Cumpleaños, bautizos o eventos de negocios, cualquier ocasión puede verse refrescada con frutas que asemejan un bouquet de flores y centros de mesa.

Pero volvamos a las propiedades, pues la mayoría de las frutas y verduras contribuyen a la ingesta de fibra, algunas tienen más que otras.

La fibra dietaria es la parte del alimento que la posee que no se digiere en el sistema digestivo. Una pequeña parte de ella se metaboliza en el estómago e intestino y el resto pasa al tracto intestinal y forma las heces. La fibra puede ser soluble o insoluble.

La soluble se disuelve en el líquido, retiene agua y se vuelve como gel que ayuda a la disminución en la absorción de grasa y la sensación de saciedad. Esta regula los niveles de azúcar en la sangre, bajan colesterol LDL (dañino) y disminuye el riesgo de enfermedad cardiaca.

La insoluble no se disuelve fácilmente en líquido. Acelera el paso de los alimentos a través del estómago e intestinos y les da volumen a las heces. Esta tiene un efecto laxante y regulan la ingesta calórica.

La fibra soluble la podemos encontrar en: frutos secos, harinas integrales, avena, cebada, legumbres, en frutas cítricas y algunas verduras.

La fibra insoluble se encuentra en: trigo entero y productos de granos enteros, salvado de trigo, coliflor, repollitos de Bruselas, zanahoria, cáscaras de manzana, de pera y de papas, etc.

Así que ahora ya sabes todas las bondades de las divinas frutas regalo de la naturaleza, hay que cuidarlas y consumirlas.