Consejos al contratar un seguro

Seguro de educación

Asegura el futuro de tus hijos con un seguro de educación para brindar la protección y el futuro de las familias, quienes son los que siempre se benefician de los atributos del seguro. El cobro de la suma que es asegurada para este tipo de protección por parte del contratante, es en función del fallecimiento o sobreviviencia de éste y de la modalidad de contrato que se firme.

En la mayoría de los casos un seguro de educación tiene lo objetivo de cubrir los gastos de la educación universitarias, según algunas estadísticas, la población con estudios superiores es menor comparado con otros niveles educativos.

De acuerdo con el II Censo de Población y Vivienda 2005 del Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) el porcentaje de la población con escolaridad superior (profesional, maestría y doctorado) es el más bajo, 13.6%, mientras los de escolaridad básica (primaria y secundaria) representan 43.7%.

A continuación, te presento algunos consejos que deberás tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de educación ¡toma nota!

  • Recuerda que el seguro educativo cuesta lo que tu quieras, existen de muchos tipos, pero un gran beneficio es que tú decides cuánto quieres ahorrar. Por ejemplo, si deseas ahorrar una cantidad que sientas que es lo suficientemente cómoda, probablemente represente un 50% de la carrera de tu hijo.
  • Deberás de saber que, como lo mencioné anteriormente, este seguro es una inversión pues uno de los beneficios más notorios, es que el dinero que vas aportando “crece”, es como una inversión que dependiendo el monto y el período de tiempo que ahorres.
  • La cantidad que recibirás cuando se cumpla el plazo que tú mismo estableciste, será entre un 20% y un 30% más de lo que ahorraste de manera natural.
  • La Condusef señala que es importante que para contratar el seguro educativo, que sus hijos tengan aún una edad temprana, ya que entre menos edad tengan, más económico resultará la compra de seguro pues os factores de riesgo que toman las aseguradores. Ello, aunado al tiempo en el que se estará pagando el seguro según lo estipulado.
  • Recuerda comparar precios, sus características, precios, requisitos, beneficios y restricciones para que puedas elegir el que más te convenga.
  • Fíjate muy bien en cómo realizas los pagos o con qué coberturas cuenta el seguro que contrataste. Algunos cuentan con “extensión de pago de primas”, por lo que en caso de fallecimiento o de invalidez total de los padres o tutores, la suma se entregará al hijo al cumplir la edad pactada en el contrato sin necesidad de pagar más primas.