¡Vacaciones de verano!

 

¡Ya son vacaciones! ¿sabes qué hacer con los niños? Pues ha llegado a darte una solución para que no te quiebres la cabeza pensando en las formas que puedes aplicar para ocupar el tiempo de la criatura. Se trata de actividades como pole kids donde le darán tips para pole dance, aro, telas, talleres, gimnasia, zumba kids y mucho más…

El lugar ideal para que lleves a tus bendiciones y le digas a las mamás de sus compañeritos de la escuela es Pink Studio que desde el 2013 están trabajando con esmero para hacer de éste un lugar en el que te sientas como en casa, en un ambiente de compañerismo, confianza, amor, autoconocimiento y disciplina.

Durante las clases de pole los pequeños ejecutan piruetas, posiciones que les exigen la capacidad de sostener su propio peso con las extremidades, incluso, con las articulaciones formadas detrás de rodillas y codos, en grados más avanzados.

Ellos encuentran divertido treparse a un tubo y retar sus cuerpos. Esta actividad tiene más que ver con los acróbatas de circo que con el strip-tease, porque, de hecho, ni siquiera saben lo que eso es.

Tom y Eduardo de 11 y siete años, rompen con otro prejuicio arraigado, pues la gente cree que el pole dance es sólo para niñas. Estos dos hermanos lo practican cada vez que tienen oportunidad, principalmente en vacaciones. Su madre, lo ve como una actividad que los aleja del televisor y que además los pone en forma.

Esta disciplina está creciendo y rompiendo fronteras, los profesionales del tubo promueven intensamente el que el pole dance es un deporte y que sea reconocido en los olímpicos. Sin embargo, las organizaciones en el mundo no están a expensas a que el Comité Olímpico los acepte y muchas ya organizaron sus propios torneos. Uno de los más importantes por su alcance internacional, es el Campeonato Mundial de Pole Deportivo.

Así que deja ya los prejuicios y atrévete a conducir a tus hijos al mundo de la acrobacia y del ejercicio. Pero, mejor aún ¿por qué no te inscribes tú? No hay edades para practicar esta disciplina , moldearás tu cuerpo y te pondrás en forma ¡piensalo!

 

Tipos de natación

 

La natación es uno de los mejores deportes que existen, no sólo porque lo digo yo, sino porque es uno de los más completos por los múltiples beneficios que trae a nuestra salud y cuerpo, asimismo, es de los más aconsejables y recomendados.

Así que no dudes en inscribirte al centro acuático más cerca de tu casa como natacion coyoacan, o en cualquier lugar donde vivas, seguro hay uno cerca. Pero que no sea pretexto, aunque te quede un poco lejos el deseo de sentirte mejor y hacer ejercicio te moverán a donde sea.

Entre esos múltiples beneficios podemos destacar la mejora del sistema cardiovascular, obtienes más flexibilidad, combates la obesidad, aumentas la capacidad motriz, mejoras tu memoria y harás tu cuerpo más resistente.

Según la Conade, en la natación existen cuatro tipos de modalidades; el crol, mariposa, dorso y pecho:

Crol

El crol es el más popular de todos, el nadador se tiene que poner boca abajo y se tiene que trasladar realizando un movimiento de ambos brazos (conocido como brazada) de manera alternada, uno tras otro. La respiración es de manera lateral para que pueda dar una cierta cantidad de patadas de manera alternada también. Por su rapidez, eficacia y comodidad el crol es la forma de nado más empleada hoy en día.

Pecho

El estilo pecho también es conocido como braza, asimismo, es el más lento de todos los estilos representativos en las competencias. El nadador se ubica en posición ventral y ejecuta movimientos sincrónicos de brazos y piernas. Los hombros y las caderas efectúan un movimiento ascendente y descendente, obviamente coordinado con el movimiento de los brazos, lo cual permite efectuar la inspiración y se trabaja sobre la flexibilidad de los músculos.

Mariposa

Este estilo demanda una excelente coordinación entre extremidades superiores e inferiores. En necesario que las extremidades realizan un movimiento parecido al aleteo de los delfines, por ese motivo es que también se le conoce como “patada de delfín”. El estilo mariposa se ha convertido en uno de los más difíciles debido a que demanda costosos niveles tanto de fuerza como de coordinación.

No debemos olvidarnos de otra característica que posee este estilo, el cual es, un movimiento ondeante permanente de todo el cuerpo, en forma de una “S”, es para lograr una mayor propulsión dentro del agua que debe estar cabalmente coordinada con las piernas y los brazos.

Dorso

Uno de los más rápidos en la natación, la característica principal se trata de estar de espaldas con un movimiento intercalado de brazos y piernas, además del movimiento de hombros que se efectúa en todo el nado. A ese movimiento de las piernas en espalda se le conoce como batida de espalda o batida dorsal. El estilo espalda es el que más se recomienda a personas mayores o quienes tengan dificultades de espalda, cuello o columna.

 

¿Cómo nació el Krav Maga?

Una excelente forma de aprender defensa personal es por medio del Krav Maga df, pero a diferencia de otras artes marciales, esta no nació de un estilo de vida o busca fomentar una filosofía en sus practicantes, a pesar de que se le conoce como el sistema de entrenamiento que usan las Fuerzas de Defensa de Israel, esta disciplina nació para atender las necesidades que tenían un grupo para protegerse de ataques violentos.

El Krav Maga se creó, en parte, gracias a la Segunda Guerra Mundial. Su creador, Imi Lichtenfeld, fue un judío que vivió en Eslovaquia y que durante su juventud fue una víctima, junto con otras personas de Budapest, de constantes ataques por parte de grupos fascistas y antisemitas. Siendo un deportista que sabía boxeo, natación, lucha y gimnasia, además de tener algunos conocimientos de técnicas marciales, decidió ser parte de un grupo de jóvenes que buscaba protegerse de la violencia que los judíos estaban experimentando a manos de estos grupos radicales.

Así, comenzó a diseñar maneras para aprender a defenderse y combatir los diferentes ataques o enfrentamientos violentos que se suscitaban en las calles, que estaban muy lejos de las limpias peleas de competencia que había experimentado. Las diferencias entre estas dos actividades le permitieron comenzar a desarrollar técnicas para que las personas aprendieran a defenderse. Por su lucha contra el fascismo, Imi se vio obligado a abandonar su lugar de nacimiento y huir y buscar refugio, consiguiendo un lugar en la legión Checa.

En 1942 llego a Israel y tras el terminó de la Segunda Guerra, Imi comenzó a entrenar tanto a luchadores como a unidades de elite de Hagana y oficiales de policía con las técnicas que había desarrollado hasta el momento. En este periodo, sus técnicas fueron madurando y consolidándose para todo tipo de enfrentamiento: combate cuerpo a cuerpo, con arma blanca o de fuego, ante ataques terroristas o situaciones de rehenes.

Con la independencia de Israel y ante la efectividad que mostraba esta técnica para la defensa personal, los Tzahal, es decir, el servicio militar, la policía y el servicio secreto israelí adoptaron el Krav Maga para su entrenamiento e Imi se convirtió en el Jefe Instructor de preparación física en la escuela de combate de IDF (Fuerza de Defensa Israelí).

Su nombre deriva del hebreo Krav que significa combate y Magá, que es contacto. No tiene una filosofía de vida ni tampoco un código riguroso. Puede decirse que su única regla  preparar la personalidad, el físico y la confianza en el sujeto que lo practica para saber enfrentarse a cualquier situación de violencia y derrotar a su oponente antes de que este lo reduzca.

¿Cómo elegir un arte marcial?

Las artes marciales y de defensa personal son un complejo mundo que desde tiempo ancestrales han desarrollado técnicas y disciplinas que se combinan, crecer y dan paso a más y más prácticas. Podemos toparnos con clases de karate, judo y Krav Maga en el Df, y aunque todas resulten ser maravillosa y puedan cubrir a la perfección nuestro deseo de aprender, ejercitarnos y tener un estilo de vida, existen tantas que tomar la decisión de cuál comenzar a practicar puede convertirse en un serio dilema

  • Plantea un objetivo

¿Por qué quieres aprender el arte marcial? Ocio, por deporte, condición física, para defensa personal, estar en competiciones son algunos de los motivos que las gentes tiene para comenzar sus clases.  Antes de siquiera acercarte a un centro de enseñanzas debes de tener claro porque quieres hacerlo. No es necesario que sea un solo objetivo, puede ser más de uno, pero eso te permite saber cuál disciplina tener en consideración y descartar otras tantas.

  • Reconoce a tu cuerpo

Debes saber tus limitaciones físicas y tu alcance. Un arte marcial exige resistencia, habilidad y fuerza. No es fundamental que seas un master en algún área, pero hay disciplinas que desarrollan más una habilidad más que otras.

  • Explora tus opciones y recuerda tus intereses culturales

Consulta las opciones que tienes antes de ir corriendo a la primera escuela de artes marciales que conoces. Muchos maestros calificados no necesariamente se encuentran en grandes complejos. También ten en cuenta el gasto que esto generará y elige la opción que sea más conveniente para ti. La mayoría de las artes marciales fueron desarrolladas bajo un contexto cultural especifico y si eliges alguna, no solo conocerás como golpear y moverte, sino que son las puertas para aprender sobre costumbres, idiomas, tradiciones e incluso filosofía de algún pueblo del misterioso oriente.

  • Checa las clases de prueba

Antes de decidirte por un arte marcial, puedes ver cómo se desarrolla cada una de ellas por medio de las clases de prueba, también puedes consultar videos, ver competencias o demostraciones como las organizadas por La Federación Mexicana de Taekwondo y si conoces a alguien que practique alguna, decirle que te platique un poco acerca de la disciplina, esto puede orientarte y ayudarte a tomar una buena decisión.

  • Ten cuidado

Si ya elegiste una escuela o centro de entrenamiento, asegúrate que el precio no varíe mucho según el nivel de entrenamiento ni que sea excesivo o garantice ciertas cosas en un periodo relativamente corto de tiempo. Las artes marciales llevan su tiempo, dedicación y sobre todo disciplina y compromiso. Puedes tomar de guía los precios de otras escuelas para saber si o no buena idea acudir al centro.

¡No le tengas miedo al Kickboxing!

El kickboxing es un deporte de contacto que cada vez se populariza más entre las personas que hacen ejercicio. Y con mucha razón, ya que esta actividad aporta una serie de beneficios que no deberían pasar desapercibidos para nadie.

Combinando los golpes de puño del boxeo y las patadas propias de las artes marciales, este deporte es una gran alternativa para mantener el cuerpo en forma, además de ser un entrenamiento de alta intensidad y tonificar todo el cuerpo, resulta un excelente componente cardiovascular para mantener el cuerpo en las mejores condiciones. Su sistema para evitar lesiones también enseña defensa personal.

Combina la fuerza y resistencia con el ejercicio aeróbico, por lo que es una excelente manera de tener un entrenamiento completo sin la necesidad de llevar una rutina de gimnasio estricta. El calentamiento, el ejercicio de entrenamiento, las técnicas y los combates resultan ser actividades que trabajan todos los músculos del cuerpo, por lo que se hará una quema de calorías altas. En promedio una sesión de alta intensidad que suele durar de una hora a hora y media puede consumir 900 kcal, una actividad que trabaja el cuerpo y al mismo tiempo permite que pierda peso.

Cualquier ejercicio permite liberar estrés y mejorar el estado de ánimo, pero algunos estudios han revelado que las personas que practican deportes fuertes, como el kick boxing, no solo tienen bajos niveles de estrés, sino que mejoran ánimo y tienen mayor autocontrol, en cada sesión puedes descargar adrenalina, lo cual es terapéutico para el sistema.

Una ventaja que comparten todos los deportes de contacto está relacionada con la capacidad psicomotriz de las personas. Practicar alguno mejora la velocidad de reacción, aumenta los reflejos, afecta de manera positiva al equilibrio y la capacidad motriz, afinando la coordinación por medio de las combinaciones de golpes y patadas.

Una sesión de kick boxing puede dividirse en 6 apartados: el calentamiento, los ejercicios básicos, los estiramientos dinámicos, el entrenamiento con thai pads o saco, el combate y por último los estiramientos y la relajación. El penúltimo de esta lista es el indicado para mejorar la concentración de cada persona, pues al ser un deporte de contacto no solo se trata de atacar, sino también esquivar los golpes del adversario, anticipando movimientos.

Este deporte no es solo un ejercicio completa a nivel físico, también a nivel mental: ayuda a llevar una vida más saludable en todos los sentidos posibles. Así que no hay porque temer, esta actividad física esta diseñada para divertir, no para causarte lesiones en el cuerpo.