¡Asegurar a los abuelitos!

 

Los adultos mayores representan el 11.3% de la población actual en México, es decir, uno de cada diez mexicanos es mayor de 60 años. Una cifra considerable tomando en cuenta a los deficientes programas sociales hacia este sector. Ello, según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH).

Resulta preocupante al crecimiento acelerado de la población adulta mayor, en términos de seguridad social, dado que las condiciones del mercado laboral actual. Se acentúan el desbalance en los accesos a servicios de salud de pensiones entre los trabajadores del sector informal y formal, lo cual repercute directamente en las condiciones de los trabajadores en la edad de retiro.

Además, en esa edad es cuando sufren de más “achaques” y necesitan de más cuidados, ya el cuerpo les comienza a cobrar factura y, en muchas ocasiones, padecen más enfermedades que una persona más joven.

Podemos hablar sobre nuestros padres o nuestros abuelos, incluso nuestros tíos, en su momento nos cuidaron, ahora nos toca a nosotros. Debemos prevenirles situaciones riesgosas contratándole un seguro con cobertura de gastos médicos menores.

Es importante saber que las aseguradoras de gastos médicos y otros seguros de salud en México establecen requisitos de asegurabilidad en sus diversos planes. Dentro de estos uno muy importante es el límite de edad a la que se puede contratar un seguro.

No obstante, existen opciones para los adultos mayores de 60 años para contar con una protección de salud completa a costos moderados.

Su objetivo es prestar servicios de prevención y restauración de la salud del asegurado en forma directa, con recursos propios, es decir, en sus propias instalaciones, mediante terceros (red de médicos) o una combinación de ambos.

Los seguros de gastos médicos menores son preventivos, más enfocados a la conservación de la salud.

Entre ellas se incluyen las necesidades básicas, como consultas de médico de primer contacto, consultas de médico especialista, estudios simples de laboratorio y gabinete, además de medicina preventiva, por ejemplo: para embarazos, o quienes tienen niños o ancianos que requieren atención médica.

Este seguro ofrece la prestación de servicios dirigidos a la realización de acciones terapéuticas y de rehabilitación necesarias para la recuperación de la salud.

 

Facebook Comments