Arma tu propio taller de cerámica en casa

Una de las actividades más relajantes y satisfactorias para las personas es trabajar la cerámica, ya sea trabajarla desde el barro o solo en el acabado. Si esta actividad te llama la atención y deseas comenzar, ya sea como actividad recreativa o incluso como una manera de generar ingresos extra, además de tener en cuenta algún curso básico, deberías conocer las herramientas para cerámica que los maestros artesanos utilizan comúnmente para la elaboración de hermosos trabajos artesanales.

Delantal y toallas

El trabajo con barro resulta ser una actividad que siempre terminará ensuciando la ropa. Además de vestir alguna indumentaria cómoda y de la que no te tengas que preocupar por si se ensucia, se debe de contar con delantal largo y toallas para mantener nuestras manos limpias. Mucha gente opta por un material tipo lona para el delantal, pues es menos probable que se impregne con suciedad a la larga, y para las toallas, buscar aquellas de algodón es lo ideal.

Alambres de corte

Se ocupan para seccionar el barro y que puedas determinar la cantidad que vas a ocupar en tu trabajo. Existen de muchos materiales y tamaño, pero para una persona que apenas va a aprender el oficio es recomendable un cable con mangos de madera.

Esponjas

La mejor herramienta para medir la cantidad de agua que se ocupa, además de limpiar imperfecciones y darle un acabado liso al barro mientras se trabaja. Siempre se debe considerar el tamaño, así como su absorción. Son ideales para la fase de torneado, para poder determinar la cantidad exacta que necesita la arcilla sin que este muy seca o muy mojada.

Raspadores

Además de las manos, otro aliado que tenemos para darle forma al barro es un raspador. Esa pieza de distintos grosores y materiales (madera, plástico, acero inoxidable) es una pieza plana con la que podemos perfilar ciertas formas y dar un acabado más detallista a piezas grandes y pequeñas.

Espátulas

Iguales a los raspadores, estas herramientas permiten dar forma, añadir o quitar arcilla sin dañar el trabajo que ya se lleva realizado. Según su forma, pueden incluso ser un sustituto de ciertos raspadores, pero para poder hace uso de ellos, es necesario tener técnica y ser diestro, porque si se presiona demasiado, puedes estropear el trabajo.

Pinceles

Otra herramienta para medir la cantidad de agua puede ser por medio de los pinceles o pequeñas brochas, pues la poca retención de líquido los convierte en elementos muy buenos para afinar detalles, impurezas o uniones, dar retoques o incluso agregar color a la pieza antes de su cocción. Existen variedad en tiendas como Fantasías San Miguel te pueden explicar la función de cada uno.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]