Lo que debes saber sobre las grúas

 

La grúa torre es una maquina nacida para la carga y descarga de diferentes materiales. Dicha carga se distribuye mediante el empleo de un gancho que permanece suspendido gracias al uso de un cable.

La grúas torre, además, realiza su correspondiente desplazamiento sobre un carro y cuenta con un soporte giratorio que es generalmente montado sobre la parte superior de una torre vertical.  Las grúas torre a menudo se encuentran aseguradas al suelo dentro de la estructura, donde el espacio alrededor del edificio es limitado.

Aquí te muestro algunas normas, riesgos, prevención y mantenimiento de grúas torre en las construcciones:

Riesgos

-Caída de personas a diferente nivel.

-Caída de objetos por desplome.

-Caída de objetos por manipulación.

-Caída de objetos desprendidos.

-Golpes contra objetos inmóviles.

-Golpes y contactos con elementos móviles de la máquina.

-Atrapamientos por o entre objetos.

-Atrapamientos por vuelco de máquinas.

-Contactos eléctricos.

-Incendios.

-Otras: caída de rayos a la grúa.

Medidas Preventivas

Normas generales

-Es necesario carnet de operador de grúa torre para la utilización de este equipo.

-Hay que respetar las limitaciones de carga indicadas por el fabricante.

-Seguir las instrucciones del fabricante.

-Mantener las zonas de trabajo limpias y ordenadas, y en particular los raíles.

-Debe instalarse un anemómetro para las grúas que se emplacen en lugares donde se prevé que los vientos son superiores a los vientos límite para el servicio de la misma.

-El operador de la grúa torre debe disponer del manual de instrucciones para realizar sus consultas.

Normas de uso y mantenimiento

-Al acabar el trabajo, hay que subir el gancho hasta al máximo sin cargas suspendidas, y acercarlo al mástil de la grúa.

-Antes de empezar a trabajar, limpiar los posibles derrames de aceite o combustible que puedan existir.

-Levantar verticalmente la carga.

-Asegurar que el gancho disponga de pestillo de seguridad y las eslingas estén bien colocadas.

-Hay que verificar en todo momento que se encuentra en equilibrio estable, es decir, que el conjunto de fuerzas que actúan en la misma tienen un centro de gravedad y las eslingas están bien colocadas.

-Comprobar la existencia de placas informativas instaladas en un lugar visible.

-Comprobar periódicamente el correcto funcionamiento de la toma a tierra.

-Comprobar que la botonera no contradice las órdenes antes del inicio de la jornada de trabajo.

-Se ha de instalar en terreno compacto.

-Bajo ningún concepto un operario puede subir a la carga.

-En ningún momento puede entrar en contacto con líneas eléctricas y por lo tanto se tienen que mantener las distancias de seguridad.

-Al finalizar la jornada, dejar la grúa en posición de veleta.

-Evitar almacenar productos inflamables en torno al equipo y muy especialmente en su armario eléctrico.

-Evitar la presencia de cables eléctricos en las zonas de paso.

-Tienen que ser reparadas por personal autorizado.

-La conexión o suministro eléctrico se tiene que realizar con manguera antihumedad.

-Las grúas instaladas sobre raíles tienen que cumplir, entre otras, las siguientes especificaciones: tener vías perfectamente horizontales y alineadas, una base bien fundamentada (balasto u hormigón) y una correcta unión de los carriles.

-Las operaciones de limpieza y mantenimiento se han de efectuar previa desconexión de la red eléctrica.

-No abandonar el puesto de trabajo con cargas suspendidas.

-No abandonar el equipo mientras esté en funcionamiento.

-Controlar visualmente las cargas suspendidas durante las maniobras.

-Prohibir la utilización de la escalera grúa para acceder a las diferentes plantas de la obra.

 

Con información del portal construmatica.com

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]